Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

¿Cómo tomar jengibre?

La versatilidad del jengibre es impresionante. Esta especia milenaria, tan popular en nuestros días, se adapta a todos los gustos y preferencias. Desde infusiones, bebidas y recetas, hasta extractos, aceites y suplementos, existen numerosas formas de incluir el jengibre en tu rutina diaria, ya sea fresco o seco.

Acompáñanos en este artículo y conoce todo lo que te interesa sobre el tema: recetas básicas, nuevas formas de consumo, dosis recomendadas, consejos y preguntas frecuentes.

1. Té de jengibre

Todo un acierto si eres amante de las infusiones

Sin dudas esta es una de las preparaciones más comunes para tomar el jengibre. Es rico, se prepara en pocos minutos y nos aporta esa agradable sensación de calidez en el interior.

Beber té de jengibre tiene muchos beneficios para nuestra salud, principalmente debido a los efectos antiinflamatorios y antioxidantes que se derivan de su alta concentración de gingeroles y shogaoles. Tal vez su uso más popular es el alivio de los problemas digestivos, pero también puede tomarse para aliviar malestares menstruales, combatir los síntomas de la gripe y el resfriado, mejorar la salud del cabello y para bajar de peso más rápido.

¿Cómo preparar té o infusión de jengibre? 4 pasos

  1. Coloca un trozo de raíz de jengibre fresco picado en rodajas finas, en trocitos o molido, dentro de una taza. En caso de utilizar jengibre en polvo, basta con agregar una cucharadita.
  2. A continuación, vierte agua caliente sobre el jengibre hasta llenar la taza.
  3. Deja reposar durante 5-6 minutos para que se liberen los compuestos naturales del tubérculo.
  4. Bebe mientras aún esté tibio. Siempre puedes agregar unas gotas de miel / stevia para endulzar, así como otros ingredientes de tu preferencia, por ejemplo limón o canela.

Muchas personas acostumbran a incluir el jengibre en otros tés y bebidas calientes, lo cual es excelente si prefieres disimular la intensidad de su sabor picante. Algunas opciones comunes son:

  • Té de jengibre con leche
  • Té de manzanilla con jengibre
  • Té verde con jengibre y limón
  • Té de cúrcuma y jengibre

Nota: las mujeres embarazadas no deben tomar té de jengibre sin antes consultar a su médico.

Para conocer todos los beneficios del té de jengibre y su forma de uso correcta, visita:

2. Jengibre en la cocina

Para hacer que tus comidas sean más divertidas

Tanto el jengibre crudo como el jengibre en polvo se pueden agregar durante la elaboración de diferentes platos, especialmente en la cocina asiática. Su sabor dulce-picante aporta un toque especial en sopas, carnes, ensaladas, encurtidos e incluso postres.

Debido a la intensidad de su sabor, es importante controlar la cantidad de jengibre que añadimos a las comidas; de lo contrario la especia podría destacar demasiado.

Si estás pensando en preparar comidas con jengibre, estos son algunos de los usos culinarios recomendados:

  • Sopas. A la hora de condimentar sopas, el jengibre fresco rallado o molido es una excelente opción. Aporta gran sabor a las sopas de pollo, de pescado, de vegetales, de miso y a las sopas cremosas de invierno.
  • Pescados. Para muchas personas el jengibre es un básico para condimentar pescados y mariscos. Su sabor picante va muy bien para los pescados de carne blanca (tilapia, merluza, lenguado), especialmente cuando se prepara una ralladura de jengibre con limón y cilantro fresco.
  • Ensaladas. Añadir un poco de jengibre fresco rallado o jengibre seco en polvo a una ensalada mixta de vegetales aportará más sabor y picor a tu comida. Lo más recomendable es agregar el jengibre en un aderezo previamente preparado, no directamente sobre la ensalada; su sabor puede resultar muy fuerte y alterar el paladar de algunas personas. Un buen ejemplo puede ser la mezcla de jengibre molido con aceite de oliva, miel, limón y mostaza.
  • Encurtido. El jengibre encurtido o en escabeche tiene otros usos además de servir como acompañamiento del sushi. Puedes agregarlo en salteados, batirlo en aderezos para ensaladas, mezclar con limonadas o cócteles, añadirlo en platos de carne estofada, e incluso puedes verter su salmuera en salsas frías. Es muy fácil de preparar; solo tienes que pelar la cantidad de jengibre fresco deseada, cortarlo en láminas muy finas, llevar a un recipiente que cierre herméticamente y ponerlo a marinar durante varios días en una mezcla de agua, vinagre, azúcar y una pizca de sal dentro del refrigerador.
  • Salteado de vegetales. Cualquier salteado de verduras puede quedar más sabroso si le agregamos jengibre y adquiere ese sabor exótico de la comida oriental. Una combinación excelente para saltear puede incluir brócoli, champiñones, zanahoria, cebolla y raíz de jengibre fresco finamente rayada.
  • Dulces. El jengibre deshidratado, confitado, glaseado y el jengibre en polvo funcionan de maravilla para los postres horneados, por ejemplo tortas, biscochos, panes, galletas y casas de jengibre. Pero también podemos incluirlo en caramelos, helados y cremas. Sin duda, uno los postres con jengibre más populares y fáciles de hacer son las galletas, sobre todo las galletas típicas de navidad.

¿Cómo hacer galletas de jengibre en casa? Receta básica

Ingredientes

  • 225 gramos de harina
  • 100 gramos de manteca o mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • Una pizca de sal

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 180ºC y mientras tanto mezcla la harina, el azúcar, el polvo para hornear, la pizca de sal, la canela y el jengibre en un recipiente.
  • Añade la manteca o mantequilla fría cortada en cubitos a la masa, distribuyendo y mezclando bien con los dedos. Luego añade la miel y sigue mezclando hasta que la masa esté bien integrada.
  • Comienza a hacer bolitas pequeñas, aplástalas con las palmas de manos para crear la forma de galleta y colócalas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  • Hornea durante unos 7-10 min, o hasta que tengan el color dorado y la textura deseada. Al igual que todas las galletas, estas galletas de jengibre se endurecen a medida que se enfrían.
  • Una vez fuera del horno, es importante pasarlas a una rejilla para que terminen de enfriarse antes de comer.

Incluso si no eres un gran amante de la especia, aun puedes incluirla en tu receta de galletas favorita. Hacer unas galletas de chocolate con jengibre no sería mala idea.

3. Agua de jengibre

Tenla en cuenta si prefieres las bebidas frías

Se dice que beber agua de jengibre como agua común puede ayudar en el tratamiento de muchas condiciones de salud, incluyendo dolores de cabeza, migrañas, náuseas, niveles altos de colesterol y niveles altos de presión arterial. También sirve como bebida refrescante durante los días calurosos de verano, favorece la desintoxicación natural del organismo y promueve la quema de grasas durante cualquier plan de dieta.

¿Cómo hacer agua de jengibre?

Al igual que el té, el agua de jengibre es sumamente fácil de preparar.

Método 1. Con ayuda de una cuchara, se debe retirar la piel de dos rodajas de jengibre fresco (3 pulgadas cada una); a continuación colócalas dentro de un recipiente con 1 litro de agua purificada y deja reposar durante toda la noche, o 4 horas como mínimo, en el refrigerador para beber al día siguiente.

Método 2. Esta variante consiste en preparar un agua infusionada de jengibre. Después de retirarle la piel a la raíz de jengibre fresca, se debe rallar o cortar finamente hasta obtener 3 cucharaditas. Pon a hervir 1 litro de agua purificada, apaga el fuego y agrega el jengibre, tapando el recipiente para que repose durante al menos 10 minutos. Pasado ese tiempo, cuela la mezcla y reserva el agua de jengibre para beber en forma de té o como agua común.

Algunas personas prefieren agregar hierbas y frutas al agua de jengibre para crear combinaciones más sabrosas. No hay que olvidar que el jengibre tiene un sabor picante, el cual puede ser enmascarado si agregamos trozos de piña, fresas, manzana, limón, hojas de menta, rodajas de pepino, entre otros.

¿Cómo tomar el agua de jengibre?

Aunque es común tomar agua de jengibre para aliviar malestares comunes, como los síntomas de un resfriado o diferentes problemas digestivos, es importante recordar que no se debe tomar en exceso. Se recomienda que los adultos no consuman más de 4 gramos de jengibre al día (en cualquiera de las formas), y que las mujeres embarazadas no sobrepasen la dosis diaria de 1 gramo.

4. Jugos de jengibre

Un trago de salud, bienestar y pura energía

El jugo de raíz de jengibre es fácil de mezclar con otras frutas y verduras para preparar potentes jugos naturales, lo cual es una forma más divertida de aprovechar los beneficios saludables de este tubérculo tan especial. Se dice que tomar jugos con jengibre de forma regular ayuda a reducir la inflamación en el cuerpo, alivia el dolor de la osteoartritis y las migrañas, ayuda a adelgazar y nos protege con su efecto antibacteriano, antiparasitario y antifúngico.

Receta simple para hacer jugo de jengibre en 3 pasos

  1. Limpia y corta en cubos 2 pedazos de raíz de jengibre fresco.
  2. Échalos en la licuadora, agrega (600 ml) de agua y licua hasta obtener una mezcla pulposa.
  3. Cuela esta mezcla, presionándola a través de un tamiz o colador fino para obtener el jugo puro de jengibre.

Debido a que su sabor será picante y fuerte, se le puede agregar un poco de miel, stevia o licuar junto con otros ingredientes, por ejemplo limón, pera, apio, zanahoria o manzana. Otra buena recomendación consiste en mezclar el zumo de jengibre con naranja o con piña.

5. Extracto de jengibre

Alta concentración, máximos beneficios

El extracto o tintura de jengibre es otra de forma de consumo muy útil, con gran poder antiespasmódico y antiinflamatorio. Algunos de sus principales usos son el tratamiento de la artritis y las migrañas, así como el alivio de las náuseas, los vómitos y otros problemas digestivos. Aunque este extracto ofrece muchos beneficios para la salud, siempre debe usarse con precaución.

Cómo hacer extracto o tintura de jengibre

La siguiente es una forma fácil de obtener extracto de jengibre. Los elementos necesarios son:

  • Jengibre fresco (40-50 gramos)
  • Vodka (no tiene olor, color y casi no tiene sabor). Nota: los extractos se pueden obtener usando alcohol o glicerina como sustancias transportadoras. Las personas que no pueden consumir alcohol pueden hacer la receta con glicerina vegetal.
  • Un frasco de vidrio con tapa hermética
  • Una gasa de algodón
  • Frasco de cristal oscuro

Pasos

  1. Después de pelar el jengibre, cortarlo en daditos o rallarlo, se debe colocar en el recipiente de cristal, llenando hasta la mitad. La otra mitad será llenada con el vodka.
  2. A continuación se debe cerrar herméticamente, agitar muy bien el frasco y guardar en un lugar oscuro y cálido, siempre alejado de fuentes de calor.
  3. Se deja macerar durante un mínimo de 3 semanas, agitando una vez a la semana. Cuando haya pasado este tiempo se procede a filtrar el extracto de jengibre con ayuda de una gasa esterilizada de algodón.
  4. Es importante que el recipiente hacia dónde vamos a filtrar no sea de plástico. Lo más recomendable es pasar el extracto hacia un frasco de cristal ámbar con gotero para lograr una mejor dosificación.
  5. En las condiciones adecuadas, esta tintura puede tener una vida útil de varios meses. Se recomienda almacenar en el refrigerador para reducir el riesgo de contaminación bacteriana.

Otra forma de obtener el extracto de jengibre es cubrir la raíz fresca picada con una mezcla de agua y al menos un 55% de glicerina. Se combinan muy bien los ingredientes, se tapa herméticamente y se deja macerar en un lugar oscuro y fresco por un período de 4 a 6 semanas. Después de ese tiempo, se debe colar y almacenar de la misma forma que se describió anteriormente.

6. Aceite de jengibre casero

Apto para bebidas, apto para comidas

Al igual que otras formulaciones de jengibre, el aceite que se obtiene de esta raíz suele tomarse por vía oral para tratar problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, migrañas y náuseas. No suele usarse por vía tópica, ya que puede causar irritación en la piel; no obstante puede tolerarse mejor si se diluye antes de su aplicación. Nota: para uso tópico solo se recomienda el aceite de jengibre terapéutico.

Varias investigaciones científicas han corroborado algunos de sus propiedades y sugieren que el consumo regular de aceite de jengibre puede ayudar a reducir el estrés oxidativo, las úlceras gástricas y los procesos inflamatorios en el organismo.

Si lo deseas, puedes obtener tu propio aceite natural en casa; solo necesitarás un poco de tiempo y paciencia.

¿Cómo hacer aceite de jengibre?

Los métodos más populares para hacer aceite de jengibre son la maceración y el calentamiento. Algunas personas utilizan una combinación de ambos métodos.

Maceración o método de remojo para obtener aceite de jengibre

Este método requiere tiempo y paciencia, pero puede ser muy gratificante. Para remojar o macerar el jengibre, se necesitan los siguientes ingredientes y utensilios:

  • Jengibre fresco o deshidratado (cantidad deseada)
  • Un aceite portador, como aceite de oliva o de aguacate
  • Una licuadora o procesador de alimentos
  • Un recipiente de vidrio con tapa, limpio y seco para verter el aceite infundido

Agrega el jengibre a la licuadora o procesador de alimentos y cúbrelo por completo con el aceite portador de tu elección. Mezcla muy bien hasta obtener una sustancia de textura granulada, similar al pesto; esto favorece la absorción de los compuestos activos de jengibre en el aceite portador. Transfiere la mezcla a un frasco de vidrio limpio y seco.

Esta mezcla debe quedar cubierta por 1-2 pulgadas (2.5 a 5 cm) de aceite, así que agrega más aceite si es necesario.

Cubre bien la abertura del recipiente y colócalo en un gabinete fresco, seco y oscuro. Después de un mínimo de cuatro semanas, sácalo y cuela el aceite resultante con una tela de muselina o un tejido muy apretado de gasa. Con las manos limpias y secas, asegúrate de escurrir bien la tela para obtener cada gota del aceite de jengibre. Finalmente almacénalo en un recipiente limpio y seco.

Método de calor para obtener aceite de jengibre

Después de licuar el jengibre con el aceite portador como se describió anteriormente, coloca la mezcla en un recipiente. A continuación colócalo sobre una cacerola llena de agua caliente hasta la mitad. El recipiente debe quedar ajustado en la cacerola, pero no debe tocar el agua; este método se conoce como doble caldera.

Deja que la mezcla hierva a fuego lento, a fuego mínimo, durante 4-8 horas. Usa un termómetro de cocina para asegurarte de que el aceite siempre está a 110 ° F (43 ° C). También asegúrate de que el agua no se evapora por completo.

Después de varias horas de cocción lenta, retira el aceite de jengibre infundido del fuego y déjalo enfriar. Mientras aún está caliente, procede a colar la mezcla como se describe en el método anterior, y guarda el aceite en un recipiente limpio y seco.

El aceite de jengibre casero puede durar de 2 a 3 años si se mantiene refrigerado.

7. Cápsulas de jengibre

Más eficaz para controlar la dosis que ingieres

Las cápsulas de raíz de jengibre son una forma de dosificación ideal para tomar el jengibre y aprovechar sus beneficios. Muchas personas han encontrado alivio de sus problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, migrañas o artritis después de tomar suplementos de jengibre.

Estas cápsulas se encuentran disponibles en farmacias y tiendas naturistas, pero algunos prefieren elaborar sus propias cápsulas para garantizar la calidad y dosificación deseada.

Cómo hacer cápsulas de raíz de jengibre

Ingredientes:

  • Cápsulas vacías de tamaño 0 (más fácil de tragar) o 00 (contienen mayor cantidad de producto); se recomienda usar siempre cápsulas 100% derivadas de plantas.
  • Jengibre en polvo (preferiblemente muy fino)
  • Un tazón grande
  • Papel encerado
  • Espátula pequeña para transferir el polvo de jengibre

Instrucciones:

  1. Coloca el tazón sobre el papel encerado y comience a llenar las cápsulas, sosteniéndolas sobre el recipiente para recoger cualquier derrame. Sostén en una mano la parte más grande de la cápsula y transfiere el polvo de jengibre dentro de ella con la espátula pequeña.
  2. Toca ligeramente la cápsula para ayudar a que el polvo se asiente; luego cierra presionando firmemente la parte más pequeña de la cápsula en la parte más grande. Repite el proceso hasta llenar todas las cápsulas.
  3. Guárdalas en un lugar fresco, preferiblemente en un recipiente de vidrio oscuro con cierre hermético. Pueden tener una vida útil de aproximadamente 3-4 meses.

Estas cápsulas de jengibre se pueden tomar hasta 3 veces al día, después de cada comida, pero siempre es mejor consultarlo antes con tu médico.

8. Pastillas y tabletas de jengibre

Ideal si el jengibre tiende a causarte malestar estomacal

Las píldoras y tabletas de jengibre son muy recomendadas para reducir cualquier inflamación, dolor, así como la sensación de náuseas y vómito. Muchas personas toman estos suplementos para aliviar dolores de cabeza, migrañas, dolores de artritis, mareos y náuseas relacionadas con el embarazo, entre otras condiciones.

Algunos estudios sugieren que tomar pastillas de jengibre puede servir como tratamiento preventivo contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, además de regular los niveles de azúcar en sangre en pacientes diabéticos.

Una de sus principales ventajas es que, dependiendo de la fabricación, pueden descomponerse gradualmente, lo cual reduce la posibilidad de causar malestar estomacal en algunas personas. En adición son muy duraderas, su vida útil puede extenderse de 2 a 3 años.

Diferencias entre píldoras y tabletas de jengibre

Actualmente la mayoría de las personas utiliza el término “píldora” como denominación genérica para referirse a cualquier medicamento o suplemento en forma dura. Sin embargo, existen algunas diferencias entre las opciones disponibles.

Las píldoras de jengibre son una forma de dosificación sólida, generalmente redonda, con una dosis exacta del medicamento o principio activo, en este caso del jengibre. Se pueden tragar enteras y se distinguen por un proceso de fabricación que requiere técnicas de moldeo en húmedo y la adición de sustancias para mantener la forma y sus características inalteradas en el tiempo.

Por su parte, las tabletas de jengibre contienen una mezcla de ingredientes activos y excipientes (agentes de carga, disgregantes, lubricantes, deslizantes), comprimidos en una forma sólida y generalmente recubiertos para permitir la ingestión suave y una absorción adecuada. Estas tabletas se compactan utilizando mecanismos de alta presión, y se producen en una amplia gama de tamaños, colores y formas.

Debido a los excipientes que se incluyen en el proceso de fabricación, las pastillas de jengibre no son la forma más pura para usar como suplemento, sin embargo sus propiedades permiten la liberación gradual y una mejor absorción de los componentes del jengibre en el cuerpo.

Al igual que en otras formas de consumo, la dosis diaria de jengibre para los adultos no debe exceder los 4 gramos, mientras que las mujeres embarazadas no deben tomar más de 1 gramo diario. De cualquier forma, asegúrate de consultar siempre a tu médico antes de empezar a tomarlas. Más detalles sobre la dosis recomendada en Contraindicaciones del Jengibre – Efectos Secundarios y Dosis Correcta.

Te puede interesar:

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Para qué sirve tomar jengibre con limón en ayunas?

Beber agua o té de jengibre con jugo de limón en ayunas puede ayudarte de diferentes formas. Las personas suelen tomarlo para:

  • Acelerar el metabolismo, aumentar la quema de grasas y adelgazar más rápido.
  • Elevar los niveles de energía antes de comenzar la rutina diaria.
  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Controlar los niveles de glucosa en sangre antes del desayuno.
  • Favorecer la buena digestión de los alimentos.
  • Alcalinizar el cuerpo y desinflamar el abdomen.
  • Desintoxicar el organismo.
  • Impulsar el movimiento intestinal.

Todos los detalles en:

¿El jengibre con canela sirve para adelgazar?

Existe cierta evidencia científica de que la combinación de jengibre y canela promueve la quema de grasas en reposo y ayuda a adelgazar de forma natural, especialmente el área del abdomen. Conoce todo sobre este y otros beneficios en Jengibre y Canela: Propiedades, Beneficios, Contraindicaciones, Consumo, Combinaciones.

¿Es bueno tomar el té verde con jengibre?

La unión del té verde con jengibre crea una combinación poderosa y saludable. Puede ser una excelente opción para aumentar los niveles de energía, fortalecer la inmunidad del organismo, combatir el daño oxidativo causado por los radicales libres y prevenir el envejecimiento prematuro, así como el desarrollo de varias condiciones crónicas.

¿Cómo se prepara el jengibre con limón y miel para la tos?

Aunque estos tres ingredientes se pueden utilizar de distintas formas, las dos preparaciones más comunes para aliviar la tos son el té y el jarabe de jengibre con miel y limón. Para darle un vistazo a ambas recetas, visita Jengibre para la Tos: Cómo se Usa (Té, Jarabe), Contraindicaciones y Dosis.

¿Qué beneficios tiene tomar jengibre, limón y canela?

La combinación de jengibre fresco, limón y canela se utiliza comúnmente para acelerar la pérdida de peso, reducir la inflamación, impulsar la circulación sanguínea y regular los niveles de glucosa en caso de ser diabético.

¿Para qué sirve tomar cúrcuma y jengibre?

Las propiedades adelgazantes, antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas de ambos tubérculos pueden ser beneficiosas para adelgazar, aliviar los síntomas de diferentes condiciones inflamatorias, prevenir el daño oxidativo en las células, combatir infecciones comunes y mejorar la salud de la piel y el cabello, entre otros usos. La cúrcuma y el jengibre se pueden tomar juntos en forma de té, en cápsulas o como condimento con los alimentos.

Temas relacionados:

¿Cuáles son los beneficios de tomar ajo y jengibre?

Estas dos súper estrellas de la cocina hacen un gran dúo, no solo para el tratamiento casero de problemas comunes, sino también para la prevención de enfermedades graves. Cuando se hace de la forma correcta, combinar el ajo con jengibre puede ayudar a:

  • Mejorar la circulación sanguínea y evitar la formación de coágulos.
  • Acelerar la recuperación en casos de gripe o resfriado.
  • Combatir todo tipo de infecciones (bacterianas, víricas y fúngicas).
  • Regular los niveles de glucosa y colesterol en sangre.
  • Regular los niveles de presión arterial.
  • Prevenir el desarrollo de la enfermedad cardíaca y el cáncer.
  • Favorecer el buen funcionamiento del sistema gastrointestinal.
  • Combatir los procesos inflamatorios en el cuerpo.

¿Cómo se toma el jengibre para adelgazar?

Todas las formas de consumo mencionadas en este artículo pueden servir como complemento cuando estás tratando de adelgazar. Una de las opciones más populares son el té, el agua y los shots de jengibre en ayunas, pero las demás variantes también son efectivas.

Nota: ten en cuenta que tomar jengibre no es suficiente para rebajar; siempre debes usarlo en combinación con una alimentación balanceada y un estilo de vida sano.

Si quieres ver más detalles sobre cómo tomar el jengibre para bajar de peso, visita ¿Cómo Usar el Jengibre para Adelgazar? (Los Hallazgos Científicos).

¿Qué es la dieta del jengibre?

La “dieta del jengibre” se refiere a la inclusión del jengibre, ya sea fresco o molido, en varias de tus comidas y bebidas durante el día. Para ello te puedes apoyar en las preparaciones sugeridas en este artículo, pero también puedes tomar nota de los siguientes consejos:

  • Agregar 1 cucharadita de jugo de jengibre al primer vaso de agua que bebes en la mañana.
  • Rallar 1 pulgada de raíz de jengibre y agregarla en un batido o cereal.
  • Agregar jengibre molido al té verde o té negro.
  • Añadir 1 cucharadita de jengibre rallado o ½ cucharadita de pasta de jengibre al condimento para carnes (pollo, pescado, mariscos).
  • Agregar jengibre en tus ensaladas, sopas, cremas, postres y salsas.

Nunca se debe exceder la dosis diaria recomendada. Consulta siempre a tu médico si tienes alguna enfermedad o estás bajo tratamiento.

Ver detalles en Contraindicaciones del Jengibre – Efectos Secundarios y Dosis Correcta

¿Es bueno usar jengibre durante el embarazo?

Aunque el jengibre es un remedio ampliamente conocido para aliviar la enfermedad matutina en mujeres embarazadas (náuseas, mareos, vómitos), su uso debe hacerse de manera responsable. Su uso en pequeñas dosis se considera beneficioso y seguro durante el embarazo, pero cabe señalar que aún existe cierto debate científico al respecto. Consulta todo lo que debes saber sobre el tema en Jengibre en el Embarazo – Beneficios, Contraindicaciones y Dosis.

¿El jengibre puede dar diarrea?

Sí. Cuando se consume en exceso, el jengibre puede causar diferentes efectos secundarios, incluyendo diarreas y otras molestias digestivas. Algunas personas pueden ser más sensibles a esto si padecen algún trastorno del sistema gastrointestinal.

¿Es cierto que tomar jengibre y vinagre de manzana sirve para las varices?

Existen testimonios de personas que han utilizado esta combinación para mejorar la apariencia de sus varices. Teniendo en cuenta que el jengibre y el vinagre de manzana tienen propiedades que reducen la hinchazón y favorecen la circulación sanguínea, su uso conjunto puede ser de gran ayuda.

¡Aprende más sobre el jengibre!

(Haz clic en la imagen o el nombre del artículo para leerlo)

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: septiembre 3, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!