Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Té de cúrcuma

Incluida en el selecto grupo de los súper alimentos, la cúrcuma se ha convertido en una de las raíces de moda en el mundo occidental. El compuesto más poderoso en este tubérculo asiático es la curcumina, de ahí que se le hayan atribuido la mayoría de los beneficios saludables. Sin embargo, la curcumina tiene baja biodisponibilidad en nuestro organismo; esto significa que el cuerpo no puede absorberla fácilmente. Los investigadores han informado que una de las formas de consumo más efectivas es el té de cúrcuma, elaborado con la raíz de cúrcuma rallada o la cúrcuma en polvo. Al parecer, esta bebida caliente ayuda a maximizar los efectos antioxidantes, anti-inflamatorios e inmunológicos de la especia. 1

Si eres un amante de las infusiones saludables y todavía no has probado el té de cúrcuma, te invitamos a seguir leyendo para conocer cuáles son sus principales beneficios, cómo se prepara, con qué otros ingredientes se suele combinar y cuáles son las posibles contraindicaciones a tener en cuenta.

¿Para qué sirve el té de cúrcuma? Beneficios y propiedades

El té de cúrcuma es una de las infusiones más saludables que podemos tomar. No por gusto muchos lo conocen como el “oro líquido”, nombre que hace referencia a su color dorado vibrante, pero también a su valor como infusión medicinal.

Dato curioso: Al parecer la ciudad japonesa de Okinawa tiene la mayor población de personas centenarias en el mundo. Los investigadores atribuyen este hecho a su estilo de vida basado en el consumo de alimentos saludables y el uso de un enfoque holístico para el tratamiento de las enfermedades. Curiosamente, el té de cúrcuma es una de las bebidas que estos habitantes toman a diario, pudiendo encontrarse ya preparada en la mayoría de las tiendas locales.

Se ha demostrado que los compuestos (curcumina) en la raíz de cúrcuma tienen propiedades muy favorables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Algunos de sus principales beneficios incluyen: 2

  • Acción anti-inflamatoria, anti-oxidante y anti-cancerígena
  • Mejora de los procesos digestivos y hepáticos
  • Regulación de los niveles de glucosa en sangre
  • Fortalecimiento de los huesos y las articulaciones
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico, entre otros.

Actualmente su consumo está ampliamente recomendado, ya sea mediante la alimentación, suplementos, o tal y como hemos mencionado, en forma de té.

Té de cúrcuma para adelgazar

Varios estudios han indicado que tomar té de cúrcuma puede favorecer la pérdida de peso. 3. Se ha comprobado que beber esta infusión de forma regular previene la acumulación de grasa y el desarrollo del síndrome metabólico, eleva la temperatura corporal y acelera el metabolismo gracias a sus propiedades termogénicas, aumenta la producción de bilis, facilita la digestión de los alimentos y promueve el buen funcionamiento del sistema gastrointestinal en general.

Todo esto contribuye a:

  • una mejor absorción y uso de los nutrientes
  • una quema de grasas más eficiente
  • un estado de salud favorable y compatible con la pérdida de peso a largo plazo

¿Cómo debo tomar el té de cúrcuma para adelgazar?

Para empezar, nunca bebas este té con el estómago vacío. Lo mejor será tomarlo junto con el desayuno o después de alguna comida. Así mismo, no se recomienda consumir más de 2 tazas al día; una taza en la mañana y otra en la noche son suficientes para favorecer la pérdida de peso.

Puedes usarlo durante 2-3 semanas de manera continua, descansar varias semanas y luego introducirlo nuevamente en tu rutina diaria.

Ten en cuenta que para bajar de peso con la cúrcuma no te tienes que limitar a tomar solo la infusión, también puedes incluirla como especia en tu alimentación o usarla en forma de suplemento (cápsulas). Asegúrate siempre de no exceder la dosis diaria recomendada. Consulta este dato más adelante en el artículo.

Para conocer más recetas, combinaciones efectivas y precauciones, visita Cúrcuma para Adelgazar.

Té de cúrcuma para la artritis

La artritis es una condición común caracterizada por la presencia de articulaciones inflamadas y dolorosas, fatiga, pérdida de flexibilidad, rigidez e incapacidad para usar ciertas extremidades 4. Algunas formas de la enfermedad son la gota, la artritis reumatoide, la artrosis y la artritis infecciosa.

Debido a su potencial analgésico y anti-inflamatorio, se ha comprobado que el té de cúrcuma es un buen remedio para controlar y aliviar los síntomas de la artritis. 5 La curcumina inhibe la acción de las enzimas proinflamatorias y evita que se propague la inflamación, protegiendo a las articulaciones y al líquido sinovial. También ayuda a proteger los huesos, especialmente en casos de osteoartritis donde la degradación de los tejidos óseos es un problema común.

No importa qué tipo de artritis tengas, tomar té de cúrcuma con regularidad ayudará a detener su progreso eventualmente.

Té de cúrcuma y diabetes

Los investigadores han observado que el efecto antioxidante y antiinflamatorio de los curcuminoides, especialmente la curcumina, puede tener un papel importante en la prevención y el tratamiento de la diabetes. De hecho, su uso en pacientes diabéticos está cada vez más extendido como una alternativa a los medicamentos convencionales. 6, 7

El té de cúrcuma es una de las mejores formas de obtener tales beneficios. Su consumo regular ayuda a combatir la obesidad, regula los niveles de glucosa en sangre, reduce la resistencia a la insulina, promueve su producción en el páncreas y combate el riesgo de desarrollar complicaciones comunes de la diabetes tipo 2.

Si tienes diabetes, una buena recomendación es tomar esta infusión al menos una vez al día. Siempre que sea posible, opta por usar la raíz de cúrcuma fresca, en lugar de la cúrcuma en polvo. Consulta a tu médico para establecer cuál podría ser la dosis más segura en tu caso, especialmente si ya sigues un tratamiento.

Té de cúrcuma en el embarazo

Debido a sus numerosos beneficios saludables, muchas mujeres se preguntan si pueden tomar té de cúrcuma durante el embarazo. Desafortunadamente, la respuesta es no. No es seguro tomar la cúrcuma como suplemento o usarla como un tipo de medicina alternativa en esta etapa.

Hasta la fecha, la investigación científica ha informado que el consumo de infusiones o suplementos a base de cúrcuma en embarazadas puede ser contraproducente. Los compuestos de esta raíz tuberosa pueden estimular el útero y aumentar el riesgo de aborto espontáneo, especialmente antes de alcanzar las 37 semanas de gestación. 8

Aun así, algunas instituciones, como el Centro Médico de la Universidad de Maryland 9 en Estado Unidos, han señalado que la cúrcuma es segura en el embarazo solo si se consume como condimento y en dosis pequeñas. Incluso se dice que agregar una pizca de cúrcuma en la comida o en un vaso de leche puede tener beneficios importantes, por ejemplo:

  • Aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones
  • Prevenir el estreñimiento y proteger la flora intestinal saludable
  • Mejorar la inmunidad
  • Mantener niveles saludables de azúcar en sangre y lípidos

Así mismo, puede tener beneficios durante la lactancia materna, incluyendo:

  • Reforzamiento del sistema inmunológico (propiedades antibacterianas y antivirales)
  • Reducción del riesgo de mastitis
  • Acción antidepresiva (mejora la función cerebral, la memoria y los niveles de dopamina)
  • Mayor recuperación del cuerpo después del parto
  • Incremento en la producción de leche materna

Las mujeres embarazadas que son propensas al sangrado o que tienen una alergia conocida a la cúrcuma no deben tomar té de cúrcuma ni comerla como especia en la dieta; deben evitar su uso por completo.

¿Cómo hacer té de cúrcuma?

El té de cúrcuma se puede preparar a partir del tubérculo fresco o en polvo. Aunque ambas alternativas son beneficiosas, lo más recomendado es utilizar la raíz entera, ya que ofrece una mayor concentración de aceites y compuestos naturales. Existen innumerables formas de hacer té de cúrcuma, pero aquí te traemos una receta básica, rápida y efectiva.

Pasos:

  1. Lleva una taza de agua al fuego y deja que alcance el punto de ebullición, o caliéntala en el microondas durante 2 minutos aproximadamente.
  2. Mientras tanto, pela un trozo de raíz y ralla hasta obtener 1 cucharadita de cúrcuma finamente rallada. En caso de usar cúrcuma seca en polvo, reduce la cantidad a ½ cucharadita.
  3. Una vez que el agua esté lista, agrega la cúrcuma, revuelve y deja reposar durante 5-7 minutos para que se liberen todos los compuestos activos.
  4. Pasado ese tiempo, cuela el té y bébelo mientras aún está tibio.

Comúnmente las personas agregan otros ingredientes a su té de cúrcuma, ya sea para mejorar el sabor o favorecer la absorción de la curcumina. Entre los aditivos más frecuentes se encuentran:

  • Miel (para endulzar y aportar propiedades antimicrobianas)
  • Leche entera, crema de leche, leche de almendras, leche o aceite de coco, ghee (al tener grasas, mejoran la absorción de la curcumina)
  • Pimienta negra (su sabor picante resulta muy estimulante y su contenido de piperina aumenta la absorción de la curcumina)
  • Limón (aumenta las propiedades antioxidantes e inmunológicas del té de cúrcuma)

¿Qué cantidad puedo tomar al día?

Hasta el momento no se tiene suficiente evidencia científica para establecer una dosis diaria recomendada cúrcuma. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que consumir 1.4 mg de cúrcuma por cada libra de peso corporal es una dosis diaria aceptable. Esta cantidad puede variar dependiendo de cada persona, el estado de salud general y el objetivo que se quiere lograr con su consumo. 10

Como recomendación general, asegúrate de no exceder la dosis total de 1.5 o 2 gramos  durante la preparación de tus infusiones (400 a 600 mg por uso), distribuyéndola a lo largo del día, preferiblemente en la mañana y en la noche.

Nota: El consumo de altas dosis de cúrcuma o curcumina puede ser perjudicial para la salud de algunas personas a largo plazo.

Combinaciones populares

Té de cúrcuma y jengibre

Esta infusión poderosa combina los beneficios de la cúrcuma y el jengibre, dos raíces similares en apariencia y propiedades medicinales. Se ha observado que ambas raíces ayudan a: 11, 12

  • Prevenir el cáncer. Al tener acción antiinflamatoria y antioxidante, sus compuestos combaten las condiciones que promueven la formación de células cancerígenas en el organismo. Además, pueden ralentizar el avance de los tumores ya existentes.
  • Controlar la diabetes. El té de cúrcuma y jengibre es excelente para regular los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina. Su consumo regular previene los picos y caídas de la glucosa en sangre, algo realmente peligroso para los pacientes diabéticos y para aquellos con alto riesgo de desarrollar diabetes.
  • Aliviar condiciones de la piel. Sus poderes antiinflamatorios y antibacterianos mejoran la piel en casos de acné severo, eczema y psoriasis. También estimulan la formación de nuevas células y previenen los signos del envejecimiento.
  • Mejorar la digestión de los alimentos. Esta infusión calma el estómago, reduce las náuseas, estimula el movimiento peristáltico y elimina los cólicos y la hinchazón abdominal. Puede ser un buen remedio para tratar el síndrome de colon irritable, la enfermedad de reflujo ácido y las úlceras estomacales.
  • Proteger la salud cerebral. Se ha observado que los compuestos activos del jengibre y la cúrcuma estimulan el buen funcionamiento del cerebro humano. Los antioxidantes de ambos tubérculos ayudan a combatir ciertas enfermedades neurológicas.
  • Adelgazar. Con sus efectos estimulantes, termogénicos y quema-grasas, no solo favorecen la pérdida de peso de forma natural, sino que te ayudan a combatir los antojos y controlar el apetito por más tiempo.

Ya sea que te guste el té de jengibre o el té de cúrcuma por separados, no dudes en combinarlos. Disfruta de una infusión con sabor potente y el doble de beneficios saludables. Agrega 1 cucharadita de cúrcuma fresca rallada y 2-3 rebanadas finas de jengibre pelado a 1 taza de agua hirviendo, deja reposar durante 5 minutos y bebe de inmediato.

Té de cúrcuma, jengibre y canela

El té de cúrcuma, jengibre y canela es perfecto para esos días en los que nos sentimos asechados por el resfriado o la gripe. Gracias a sus fuertes propiedades antimicrobianas y antioxidantes, esta bebida ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, combate los síntomas comunes (dolor de cabeza, fiebre, malestar estomacal) y acelera la recuperación.

Agrega 2 tazas de agua a una olla y lleva al fuego para que hierva. Una vez que el agua haya alcanzado el punto de ebullición, apaga el fuego y añade 1 palito de canela en rama, 4 rebanadas finas de jengibre fresco pelado (o ½ cucharadita de jengibre en polvo), 1 cucharadita de cúrcuma fresca rallada (o ½ cucharadita de cúrcuma en polvo), el jugo de medio limón y unas gotas de miel al gusto. Revuelve bien y deja reposar durante 10 minutos antes de beber para obtener un té milagroso de cúrcuma, jengibre, canela y limón.

Té de cúrcuma y toronjil

Agregar unas hojas de toronjil al té de cúrcuma es ideal para mejorar la calidad del sueño en la noche, aliviar los dolores de cabeza, eliminar el exceso de gases después de una comida pesada, mejorar la memoria, aliviar cólicos menstruales e intestinales y calmar la tos en caso de resfriados.

Té de cúrcuma y pimienta

La pimienta es la especia por excelencia para mejorar la absorción de la curcumina, de ahí que normalmente se añada en cualquier infusión de cúrcuma.  Si quieres hacer solo un té de cúrcuma y pimienta bastará con agregar ¼ de cucharadita de pimienta negra molida y 1 cucharadita de cúrcuma rallada en un vaso de agua caliente, dejando reposar por varios minutos antes de beber.

Sin embargo la combinación de pimienta y cúrcuma a menudo se mezcla con otros ingredientes para hacerla más sabrosa, por ejemplo aceite de coco, miel o jengibre. Así mismo, podemos agregar cúrcuma y pimienta en polvo a una taza de té verde o té negro.

Ambas especias también se pueden consumir juntas como parte de la alimentación o en forma de suplementos (cápsulas de cúrcuma y pimienta negra).

Leche dorada o golden milk

La leche dorada, también conocida como leche de cúrcuma, es una bebida india que ha ganado gran popularidad en la cultura occidental por sus beneficios para aumentar la inmunidad y evitar enfermedades. Esta bebida de color amarillo brillante se elabora tradicionalmente calentando la leche de vaca, o una leche de origen vegetal, con cúrcuma y otras especias, como la canela, la pimienta y el jengibre.

Echa un vistazo a esta receta fácil para preparar la leche dorada con jengibre y canela en casa…

Ingredientes:

  • ½ taza (120 ml) de leche sin azúcar de tu elección
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de miel o jarabe de arce (opcional)
  • 1 cucharadita de aceite de coco (opcional)

Instrucciones:

Hacer esta receta ayurvédica es realmente sencillo. Simplemente mezcla todos los ingredientes en una cacerola pequeña, lleva al fuego (medio) y deja que hierva, revolviendo cada cierto tiempo. Reduce el fuego a bajo y deja que se cocine lentamente durante 10 minutos, o hasta que la leche dorada esté fragante. Cuela la bebida a través de un colador fino, espolvorea con una pizca de canela y bebe de inmediato.

¿Cómo se toma la leche dorada?

La recomendación general es tomarla 1 vez al día, preferiblemente antes de ir a la cama, pero también puede ser ideal durante la sobremesa.

Nota: La leche dorada se puede preparar por adelantado y almacenar en el refrigerador hasta por 5 días; solo tienes que recalentarla antes de beber.

Té de cúrcuma: contraindicaciones y efecto secundarios

Aunque el té de cúrcuma es una bebida casi mágica por sus increíbles beneficios, existen algunas contraindicaciones y posibles efectos adversos a tener en cuenta. No se recomienda beber este té si: 13, 14

  • Tienes el estómago vacío, ya que puede causar o empeorar los síntomas de reflujo ácido.
  • Tienes úlceras estomacales.
  • Estas tomando medicamentos. La curcumina puede interferir en el metabolismo de los medicamentos. Debe haber una diferencia mínima de 3-4 horas entre el consumo de té de cúrcuma y cualquier medicamento. 15
  • Tienes trastornos hemorrágicos.
  • Planeas tener una cirugía en el futuro cercano. Es conveniente dejar de consumir la cúrcuma alrededor de 2 semanas antes; al tener acción anticoagulante, la cúrcuma puede interferir con el proceso de coagulación de la sangre después del procedimiento.
  • Estás embarazada o amamantando. No se considera seguro en esta etapa.

Se debe limitar su consumo en caso de:

  • Gota
  • Cálculos renales. Consumir la cúrcuma de forma regular puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales (en personas sensibles).
  • Cálculos biliares. La cúrcuma es un estimulante del flujo biliar, de ahí que pueda causar la obstrucción del conducto biliar en personas con cálculos, causando dolor y otros problemas.

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¡Aprende más sobre la cúrcuma!

(Haz clic en la imagen o el nombre del artículo para leerlo)

Referencias:

  1. https://nccih.nih.gov/health/turmeric/ataglance.htm#hed1
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17569205
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26592847
  4. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/arthritis/symptoms-causes/syc-20350772
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21194249) (https://www.fasebj.org/doi/abs/10.1096/fasebj.31.1_supplement.lb396
  6. https://www.physiology.org/doi/full/10.1152/ajpendo.00285.2017
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3857752/
  8. http://americanpregnancy.org/pregnancy-health/herbs-and-pregnancy/
  9. https://www.umms.org/ummc
  10. https://www.drugs.com/npp/turmeric.html
  11. https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/curcumin#section=Top
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25230520
  13. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-662/turmeric
  14. https://reference.medscape.com/drug/curcumin-curcuma-longa-turmeric-344529
  15. https://www.drugs.com/drug-interactions/turmeric.html

Publicado por: Luis F. Leyva. Ultima revisión: diciembre 7, 2018.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!