Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Konjac (Glucomanano)

¿Primera vez que oyes hablar del konjac? Probablemente solo hayas escuchado que se trata de un tubérculo asiático, cuyo número de calorías por porción es sorprendentemente bajo. Sin embargo, las bondades del konjac van más allá de ser un buen alimento para quienes desean adelgazar. Sigue leyendo a continuación para conocer otros usos y beneficios, su origen, propiedades nutricionales, efectos secundarios, contraindicaciones…y mucho más.

¿Qué es el konjac?

El konjac, también conocido como raíz china, esponja konjac o glucomanano. Es una planta originaria de Asia conocida por su cormo almidonado, es decir, el tubérculo bulboso que crece bajo tierra. El cormo redondo del konjac tiene una apariencia similar al ñame o la malanga, pudiendo alcanzar más de 25 cm de diámetro. En el continente asiático es muy utilizado como sustituto de la gelatina para espesar y darle textura a los alimentos, como esponja de baño y como remedio en la medicina tradicional china.

Para que la raíz de konjac se vuelva comestible, primero se seca y luego se muele hasta obtener un polvo fino; el producto final es una fibra dietética llamada harina de konjac, también conocida como polvo de glucomanano. El glucomanano, compuesto polisacárido soluble en agua muy abundante en el konjac, ha sido considerado como un tipo de fibra dietética. Se ha observado que al entrar en contacto con el agua, este puede convertirse en una especie de gelatina natural y llegar a aumentar 100 veces su volumen.

En el mundo occidental, el konjac ha ido ganando popularidad por su uso como suplemento dietético (promover la pérdida de peso y controlar los niveles de colesterol), y como sustituto de la gelatina en dietas veganas.

Valor nutricional del konjac

Esta raíz es altamente nutritiva y baja en calorías; solo contiene aproximadamente 3 calorías por cada 100 gramos. Entre las principales propiedades nutricionales del tubérculo crudo se encuentran:

  • Más del 45% de glucomanano (fibra). Se cree que este polisacárido es el responsable de muchas de las propiedades beneficiosas del konjac. El gel de glucomanano ha sido utilizado tradicionalmente en la medicina tradicional china para promover la desintoxicación, la supresión tumoral, el alivio de la estasis sanguínea y la disolución de flemas 1.
  • Un 9.7% de proteínas. Contiene 16 tipos diferentes de aminoácidos, incluyendo 7 aminoácidos esenciales.
  • Es rico en minerales como calcio, fósforo, hierro, zinc, manganeso, cromo y cobre.

100 gramos de harina de konjac contienen:

  • 37 mg de glucomanano
  • 64 g de proteína
  • 004 g de grasa
  • 57 mg de fósforo
  • 06 mg de hierro
  • 123 mg de zinc
  • 2 mg de manganeso
  • 25 de cromo
  • 08 mg de cobre

Se cree que la fibra del glucomanano es la forma de fibra dietética soluble más segura proporcionada por la naturaleza. 2 El glucomanano no puede ser hidrolizado por las enzimas de los órganos digestivos, por lo tanto, su consumo no conduce a la producción de nuevas calorías. En su lugar, ayuda a realizar procesos muy importantes en el organismo y a prevenir el desarrollo de muchas enfermedades.

Su aporte calórico bajo, efecto saciante y su capacidad para impulsar la absorción de nutrientes, así como el buen funcionamiento intestinal, hacen que el konjac tenga un gran valor nutricional como alimento para promover la pérdida de peso.

Propiedades y beneficios del glucomanano en el konjac

El alto contenido de fibra en el konjac aporta excelentes beneficios para nuestra salud. Desde la reducción en los niveles de colesterol y la glucosa en sangre, hasta la regulación de los movimientos intestinales y la prevención de hemorroides o la enfermedad diverticular, sus beneficios siguen siendo objeto de estudio alrededor del mundo. Algunos científicos creen que aún quedan muchas propiedades por descubrir en este tubérculo asiático.

Hasta el momento las investigaciones indican que el glucomanano:

Ayuda a prevenir el estreñimiento

Durante un estudio realizado en 2008 los investigadores encontraron que el glucomanano puede ayudar a prevenir el estreñimiento. El estudio observó que agregar glucomanano a una dieta baja en fibra aumentaba la cantidad de bacterias probióticas en las heces, e incrementaba la función del movimiento intestinal en un 30% 3.

Ayuda a perder peso

Consumir fibra con regularidad nos ayuda a mantener el apetito bajo control por más tiempo, haciendo menos probable que comamos en exceso o entre comidas. Además, el konjac tiene la propiedad de “expandirse” en el estómago, lo que causa una sensación de saciedad muy beneficiosa para aquellos que desean disminuir eln número de calorías diarias. Según un estudio de 2005, agregar un suplemento de fibra de glucomanano a una dieta balanceada de 1.200 calorías causó una pérdida de peso mayor que la misma dieta de 1.200 calorías con un placebo 4.

Ayuda a reducir los niveles de colesterol, glucosa en sangre y triglicéridos

Una revisión sistemática del año 2008 encontró que el glucomanano puede ayudar a reducir el colesterol total, el colesterol LDL (malo) y los triglicéridos 5. Consumir productos de konjac también ayudó a reducir el peso corporal y los niveles de azúcar en sangre en ayunas. Los investigadores concluyeron que el glucomanano podría ser una terapia adyuvante para las personas con diabetes, obesidad y colesterol alto, e incluso para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Promueve la buena salud de la piel

Según un estudio del año 2013, la raíz de konjac puede reducir el acné y mejorar la salud de la piel 6. Se cree que esta planta ayuda a reducir la respuesta alérgica en el cuerpo, mejorando así la cicatrización de las heridas.

Aunque se necesita más evidencia, el glucomanano en el konjac también puede ser beneficioso para:

  • Tratar el Síndrome de dumping. El síndrome de dumping ocurre cuando los alimentos se mueven demasiado rápido desde el estómago hacia los intestinos. Esto puede provocar que el cuerpo libere una gran cantidad de insulina, derivando en niveles de azúcar en la sangre muy bajos. Algunas investigaciones preliminares muestran que tomar glucomanano por vía oral puede ayudar a evitar que el nivel de azúcar en la sangre baje demasiado después de comer en personas con riesgo de padecer esta afección. Sin embargo, aún existe cierto debate científico sobre este efecto 7.
  • Controlar la hipertensión. Las investigaciones iniciales muestran que el glucomanano podría mejorar el control de la presión arterial en personas con presión arterial alta 8.
  • Tratar la tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). Algunos investigadores han informado que el glucomanano, junto al metimazol y el propranolol, es capaz de reducir los niveles de la hormona tiroidea en personas con hipertiroidismo 9.
  • Disminuir la acidez en el organismo. Al ser un alimento alcalino, el consumo de konjac es particularmente beneficioso para lograr el equilibrio ácido-base en personas que padecen de hiperacidez.

Otros estudios también vinculan el consumo de konjac con la prevención del cáncer (inhibe el metabolismo de las células cancerígenas), el fortalecimiento del sistema inmune (la harina de konjac tiene actividad inmunorreguladora) y la prevención de infecciones bacterianas alimenticias (formación de una película antibacteriana en la superficie de los alimentos a base de harina de konjac).

Cómo usar la raíz de konjac

Por lo general, el konjac se usa en forma de suplementos y preparaciones culinarias, que pueden elaborarse a partir del propio tubérculo o su harina.

Suplementos

Las cápsulas de polvo de konjac se pueden encontrar en línea o en tiendas naturistas. Es muy importante tener en cuenta que muchas veces estos suplementos no poseen la certificación de instituciones reguladoras (por ejemplo la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estado Unidos (FDA)), de ahí que se recomiende adquirirlos solo de fabricantes reconocidos, mucho mejor si proviene de una fuente orgánica.

Los suplementos de konjac se deben tomar con abundante agua, preferiblemente antes de una comida. No existe una dosis aprobada y estandarizada, por lo que la dosis recomendada va a variar según el fabricante y el objetivo para el cual se está usando. Por lo general va de 2 a 6 gramos al día.

Adultos (vía oral)

  • Estreñimiento: entre 2 y 4.5 gramos al día, tomados en dosis divididas.
  • Colesterol alto: de 2.4 a 3.9 gramos de glucomanano al día.
  • Diabetes tipo 2: dosis diarias de aproximadamente 3 o 4 gramos de glucomanano durante hasta 8 semanas.

Niños (vía oral)

  • Estreñimiento: 100 mg / kg de glucomanano, 1 o 2 veces al día durante hasta 12 semanas.
  • Colesterol alto: dosis de 1 gramo de glucomanano 2 veces al día durante 8 semanas en niños de 6 años o menos; dosis de 1.5 gramos 2 veces al día durante 8 semanas en niños mayores de 6 años.

Fideos de konjac

Uno de los productos alimenticios de konjac más populares son los fideos, también conocidos como fideos Shirataki. La palabra japonesa “Shirataki” se traduce como “cascada blanca”, lo cual es un indicativo de la apariencia translúcida de estos fideos. Son creados a partir de la raíz del konjac, tienen una textura gelatinosa y son muy utilizados como sustituto de las pastas y otros carbohidratos, como el arroz y las papas.

Los fideos de konjac se componen en un 97% de agua y un 3% de fibra no digerible, por lo tanto no aportan calorías. Son un tipo de comida húmeda, pre-envasada en líquido. Aunque la fibra de glucomanano puro no tiene ningún sabor, la harina de raíz de Konjac cruda tiene cierto olor a pescado, siendo esta es la razón del aroma que desprenden los fideos Shirataki.

Son muy fáciles de incorporar en la cocina, especialmente en platos de pastas, sopas y ensaladas. Un buen ejemplo es la receta baja en calorías y alta en fibra que te sugerimos a continuación:

Pasta shirataki con espinacas y cubos de pollo

Ingredientes

  • 1 paquete de fideos shirataki (en forma de espagueti)
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 2 tazas (6 oz) de espinaca cruda, picada
  • 80 gramos de pechuga de pollo asado, cortada en cubitos
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo, finamente picados
  • Queso parmesano
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Enjuaga bien los fideos de konjac hasta que sean inodoros (sigue las instrucciones del paquete).
  • En una sartén de tamaño mediano, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Una vez caliente, agrega el ajo y ¾ partes de la cebolla; saltea hasta que estén fragantes, durante aproximadamente 3 minutos.
  • Agrega las espinacas y saltea por otros 3 minutos hasta que se ablanden.
  • Ahora coloca esta mezcla salteada de ajo, cebolla y espinaca en un procesador de alimentos, agrega sal / pimienta al gusto, y procesa hasta obtener una mezcla cremosa y suave.
  • Mientras tanto, en la misma sartén saltea las piezas de pollo asado y el resto de las cebollas a fuego medio, solo durante 5 minutos. Añade los fideos y la salsa de espinacas.
  • Cocina durante 3-5 minutos, removiendo bien para mezclar todos los ingredientes e impregnar los fideos con los nuevos sabores. Si es necesario, corrige la sal y la pimienta al gusto.
  • Retira del fuego, sirve en un plato y espolvorea con queso parmesano antes de comer.

Esponja Konjac

La esponja konjac es una esponja limpiadora facial y corporal que se fabrica a partir de las fibras vegetales del Konjac (raíces secas y molidas). El proceso es bastante simple; se mezcla polvo de konjac con hidróxido de calcio, se calienta, se congela y luego se seca. El calcio produce un producto final alcalino que ayuda a equilibrar un pH excesivamente ácido de la piel. En ocasiones se agrega carbón en polvo, arcilla verde o arcilla roja para beneficiar a los diferentes tipos de piel y extraer mejor las impurezas de la piel.

Debido a su textura suave, esta esponja ha sido utilizada en Japón como esponja de baño para bebés recién nacidos durante más de 100 años. Sin embargo, en los últimos años ha ganado popularidad alrededor del mundo como un artículo de limpieza, exfoliación y nutrición facial profunda. Se dice que su contenido natural de vitaminas, aminoácidos y minerales ayuda a mantener la piel más nutrida y joven. También ha demostrado su capacidad para inhibir la proliferación de las bacterias que producen el acné.

Otro aspecto que resaltan los amantes de esta esponja es que, a diferencia de otros exfoliantes que dañan el medio ambiente, el konjac es un material completamente natural, no tóxico y biodegradable.

¿Cómo usar la esponja Konjac?

Al ver una esponja de konjac por primera vez notarás que es pequeña y bastante dura, pero mejor no te dejes llevar por esa primera impresión.

  1. Si es la primera vez, remoja la esponja en agua tibia durante 15 minutos; enseguida verás cómo esta comienza a expandir su tamaño y se va tornando suave. Una vez que la hayas utilizado varias veces, solo necesitarás remojarla durante 1 o 2 minutos para que se ablande y se expanda completamente. Nunca pases la esponja seca por tu piel.
  2. Exprime suavemente el exceso de agua, presionando la esponja de konjac entre sus palmas; no presiones bruscamente. Si lo deseas puedes aplicar una pequeña cantidad de limpiador sobre ella, o simplemente usarla al natural.
  3. Frótala con suavidad sobre la piel de la cara, haciendo movimientos circulares hacia arriba. Concéntrate en las áreas secas o propensas a las espinillas. Esta esponja puede parecer un exfoliante muy suave y dar la impresión de que debe frotarse con fuerza para que funcione, pero no es así. Después de pasarla varias veces habrás retirado toda la suciedad, el protector solar e incluso el maquillaje. Algunas personas acostumbran a aplicarle un poco de aceite de coco para remover el maquillaje más pesado.
  4. Finalmente, enjuaga bien tu piel con agua fría y aplica una crema hidratante como lo haces en tu rutina de belleza habitual.
  5. Enjuaga la esponja de konjac con agua fría y exprime suavemente para eliminar el exceso de agua. No se debe torcer ni halar. Cuélgala para que se seque, o ponla en un estante donde haya buen flujo de aire. Asegúrate de guardarla lejos de la luz y la humedad; evita dejarla al lado de la ducha.

Se recomienda introducirla en agua muy caliente (pero no hirviendo) durante aproximadamente 5 minutos, cada 2 semanas, para desinfectarla. Después de 4-6 semanas, cuando ya no se expanda adecuadamente o comience a desintegrarse, lo mejor es desechar la esponja y obtener una nueva.

Efectos secundarios del konjac

El glucomanano, compuesto más abundante en el konjac, generalmente es bien tolerado; sin embargo, al igual que la mayoría de los productos ricos en fibra, puede causar problemas digestivos en algunas personas, por ejemplo:

  • hinchazón
  • diarrea o heces blandas
  • dolor abdominal
  • exceso de gases
  • náusea

Contraindicaciones, riesgos y precauciones

Según la FDA, se han registrado casos de muerte por asfixia en ancianos y niños tras consumir de caramelos de konjac 10. Estos caramelos tienen una estructura gelatinosa que no se disuelve en la boca, de ahí que puedan atorarse y provocar asfixia. Debido a la incidencia relativamente alta de obstrucción intestinal y el riesgo de asfixia, varios países han prohibido el uso de konjac.

Se ha alertado que los suplementos de konjac también pueden expandirse en el esófago o intestino y causar una obstrucción intestinal, especialmente cuando no se consumen de la forma correcta. El riesgo es mayor si la persona:

  • Consume konjac, en cualquier forma, sin beber agua
  • Es anciano
  • Tienes dificultades para tragar

Como regla general, los niños y las mujeres embarazadas o en período de lactancia no deben tomar suplementos de konjac. Se recomienda dejar de tomarlos, así como buscar atención médica si se tienen síntomas de una reacción alérgica, como:

  • Dificultad para respirar
  • Urticaria, picazón o sarpullido en la piel
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Hinchazón

Se ha demostrado que el alto contenido de fibra glucomanano en el konjac puede reducir los niveles de azúcar en la sangre, de ahí que las personas con diabetes deban controlar muy bien sus niveles de azúcar en sangre mientras lo consumen. Consulta a tu médico antes de consumir konjac si usas insulina u otros medicamentos para la diabetes.

Video recomendado: La dieta del konjac

Imágenes del konjac

(Haz clic en la imagen para verla en tamaño completo)

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¡Aprende más sobre los tubérculos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del tubérculo para conocerlo en detalle)

Fuentes:

Referencias:

  1. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0378874110000383
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3892933/
  3. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/07315724.2008.10719681
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15614200
  5. http://ajcn.nutrition.org/content/88/4/1167.full
  6. http://article.sapub.org/10.5923.j.ajdv.20130202.02.html
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2833060
  8. https://theheartinst.com/hl/?/21743/Glucomannan
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18187431
  10. https://www.fda.gov/iceci/enforcementactions/enforcementstory/enforcementstoryarchive/ucm105953.htm

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Por favor ¡Regálanos 5 estrellas!

5 (100%) 1 vote