Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

¿Cómo cultivar cebolla?

Cruda o cocida, seca o fresca, la cebolla es un ingrediente básico en cualquier cocina. Si estás interesado en cultivar tus propias cebollas en casa, sabrosas y orgánicas, échale un vistazo a la siguiente guía.

Cultivando cebollas en casa

El cultivo de la cebolla es más fácil de lo que muchos piensan. Se puede hacer a partir de trasplantes, conjuntos o semillas 1.

  • Los trasplantes son plántulas de la temporada actual, que normalmente se encuentran a la venta en viveros.
  • Los conjuntos son bulbos inmaduros que han sido cultivados el año anterior; suelen ser los más fáciles de plantar, los primeros en cosechar y los menos susceptibles a las enfermedades.
  • Por su parte, cultivar cebollas a partir de semillas ofrece la ventaja de poder contar con más variedades, pero deberás tener en cuenta que el cultivo puede tardar hasta 4 meses en madurar. Para algunos principiantes esto puede ser todo un desafío, pero aun así, las semillas siguen siendo la forma de cultivo casero más popular.

Antes de comprar cualquiera de estas opciones, asegúrate de conocer la “duración del día” de la variedad (día corto o día largo), ya que la duración del día afecta cómo y cuándo se formarán los bulbos de la cebolla. Las cebollas de día corto empiezan a formar bulbos una vez que los días tienen de 10 a 12 horas; estas son adecuadas solo para latitudes del sur. Las cebollas de día largo necesitan de 13 a 16 horas de luz para formar sus bulbos; son las más adecuadas para cultivar en latitudes del norte.

A las cebollas les gusta el clima frío en la primera parte de su crecimiento, de ahí que se recomiende sembrarlas durante la primavera. En términos generales, crecen en el clima frío y forman bulbos en el clima cálido.

Clima y Suelo

Al igual que cualquier otro cultivo, las cebollas necesitan condiciones específicas de clima y suelo para crecer con éxito 2 3.

¿Cuál es el mejor suelo para cultivar cebollas? La cebolla se puede sembrar en casi cualquier tipo de suelo, exceptuando la arcilla pesada y densa. De forma general, se considera que un suelo permeable, profundo y ligero ofrece las condiciones ideales. Siempre puedes recurrir al uso de un fertilizante o compost para lograr dichas características, así como para mejorar la fertilidad del suelo. La adición de compost es un paso muy recomendado para aportar nutrientes y cultivar cebollas más grandes.

Preparación del suelo

Necesitarás:

  • Rastrillo duro (debes rastrillar el suelo antes de plantar)
  • Paleta (para limpiar malezas y plantar cebollas en el suelo)
  • Compost (mezclar la tierra con un poco de compost ayuda a incrementar el nivel de nutrientes en el suelo)
  • Fertilizante (Opcional)

Pasos:

  1. En primer lugar, asegúrate de que el suelo está libre de malezas y rocas.
  2. Afloja la tierra con un rastrillo (30 cm de profundidad como mínimo), y mézclala con una bolsa de compost. Si lo deseas, también puedes agregar un poco de fertilizante en este paso. Nota: si quieres cultivar cebollas orgánicas, evita el uso de fertilizantes u otro tipo de alimento vegetal.
  3. Vuelve a rastrillar y aplana la tierra con la cabeza del rastrillo o con ayuda de tu propio pie.

¿Cuál es el mejor clima? A las cebollas les encanta crecer en áreas soleadas, donde reciban mucha luz. Tal y como decíamos antes, toleran bien las temperaturas frías en la primera fase de crecimiento, pero necesitan la luz solar a medida que se van formando los bulbos. La mayoría de las variedades prosperan bien a pleno sol, con temperaturas que ronden los 15 ºC o 59 ºF. Un buen momento para sembrar cebollas son los meses de febrero o marzo, de ahí que se puedan cosechar al final de la primavera o inicio del verano. Dependiendo de cada región, también es costumbre sembrar a finales del verano / principio del otoño, o durante el invierno (empezando en el interior de la casa).

Cómo cultivar cebollas en casa

Siembra y Riego

Independientemente de si vas a sembrar plántulas, conjuntos o semillas, las indicaciones suelen ser muy similares.

Suponiendo que ya tienes el terreno listo, aquí te dejamos una guía rápida de cómo cultivar cebollas en un patio o jardín:

  1. Haz 1 o varios surcos rectos en el terreno, asegurándote de dejar una separación aproximada de 25cm entre ellos.
  2. En cada fila o surco, comienza a hacer agujeros con una profundidad aproximada de 2.5cm, dejando 10-15cm de distancia entre ellos.
  3. Introduce el bulbo o semilla dentro del agujero y cubre con tierra. En caso de estar sembrando plantas de cebolla brotada, asegúrate de que el brote verde sobresalga unos pocos milímetros por encima de la superficie del suelo.
  4. Finalmente, aprieta la tierra alrededor para que quede firme y riega ligeramente.

Ten en cuenta que el cultivo de la cebolla requiere un riego ligero, pero constante. Eso significa que debes mantener el terreno húmedo, pero sin llegar a causar exceso de humedad. Para ello se recomienda mantener un volumen de riego bajo y frecuente.

Una de las mejores técnicas consiste en abrir una zanja pequeña entre cada surco y llenarla con agua; esto ayuda a mantener las raíces de la cebolla abastecidas, sin llegar a empapar la superficie del suelo ni favorecer la germinación de otras semillas. Las cebollas no pueden competir bien con las malezas, de ahí que sea tan importante dirigir el agua solo hacia sus raíces.

Los agricultores expertos siempre aconsejan suspender el riego por completo aproximadamente 20 días antes de la cosecha.

Crecimiento y plagas

Si has sembrado semillas, es probable que la germinación se produzca después de unos pocos días. En caso de haber sembrado plántulas o conjuntos, los tallos, bulbos y raíces seguirán desarrollándose a medida que pasan las semanas.

  • Recuerda mantener un riego ligero pero constante, sobre todo si vives en un clima muy seco.
  • Si estás usando fertilizante, puedes aplicarlo cada 3 o 4 semanas, según se indique en la etiqueta del producto.
  • Mantén a raya el crecimiento de otras plantas en el terreno, eliminando periódicamente las malas hierbas que puedan aparecer.

Como la gran mayoría de los vegetales, el cultivo de la cebolla puede verse afectado por diferentes plagas y enfermedades. Algunas de las más comunes son 4:

  • Trips de la cebolla. Tisanóptero que produce picaduras, deformaciones y decoloraciones en las hojas.
  • Mosca de la cebolla. Afecta a las flores y partes verdes de la planta, pero también puede llegar a dañar los bulbos de forma irreversible.
  • Gusano minador de la cebolla. Las larvas realizan galerías en las hojas de las cebollas.
  • Afectan al bulbo y sus raíces.
  • Carbón de la cebolla. Se caracteriza por causar lesiones longitudinales de color plateado, que luego se convierten en pústulas carbonosas.
  • Roya de las cebollas. Causa pústulas pequeñas y rojizas en las hojas.
  • Podredumbre blanda. Provoca la pudrición del cuello de las cebollas.

Entre las medidas de prevención y control más utilizadas se mencionan:

  1. Inspeccionar el cultivo regularmente para identificar síntomas de alarma en el cultivo.
  2. Eliminar las plantas afectadas tan pronto como sea posible para evitar que el problema se extienda.
  3. Desinfectar las semillas antes de su trasplante.
  4. No cultivar las cebollas en el mismo terreno durante varios años consecutivos.
  5. Evitar el exceso de humedad en el terreno.
  6. Recurrir al uso de plaguicidas específicos de acuerdo al tipo de plaga o enfermedad en cuestión.

Cosecha

Las cebollas estarán listas para ser cosechadas después de 3-4 meses. El amarillamiento o secado de las hojas es la señal que nos indica cuándo el cultivo está casi listo para su cosecha. En este punto se recomienda doblar o partir los cuellos de las hojas para evitar que la savia fluya hacia los tallos; así la energía de la planta se concentra solo en la maduración del bulbo.

1 o 2 días más tarde, cuando las hojas se hayan vuelto totalmente marrones, afloja la tierra alrededor de las cebollas con mucho cuidado para desenterrarlas parcialmente; déjalas en el terreno para que terminen de madurar al sol. Después de varios días, ya puedes aflojar toda la tierra y desenterrar las cebollas por completo.

Pero todavía no es momento de recolectarlas. Ahora debes esperar aproximadamente 2 semanas para que las cebollas se sequen sobre el terreno. Algunas personas suelen colocar las hojas secas de una fila sobre los bulbos de la fila contigua para prevenir que el sol los queme.

Una vez secas, las cebollas ya están listas para ser recolectadas y almacenadas. Retira la tierra, el exceso de suciedad, y colócalas en un lugar fresco y seco para que sigan desarrollando su sabor. Los bulbos secos se mantendrán muy bien durante aproximadamente 4 meses – 1 año.

Te puede interesar: Cebolla – Tipos, Características, Propiedades, Beneficios, Contraindicaciones y Más

Pasos para cultivar cebollas

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cómo cultivar cebollas en macetas?

La cebolla también se puede cultivar en macetas cuando no disponemos de un jardín o patio. En este caso es importante elegir bien la maceta o el recipiente en cuestión, ya que debe tener, como mínimo, 30cm de profundidad y 30cm de ancho.

Teniendo en cuenta todas las características y requerimientos de este cultivo, aquí te dejamos una breve guía de 4 pasos para cultivar tus propias cebollas en una maceta:

  1. Llena la maceta con una tierra limpia y suelta, mucho mejor si ha sido mezclada con algún tipo de compost previamente.
  2. Introduce las semillas (varias) o los bulbos (solo 2) a una profundidad de 2.5cm, tratando de dejar suficiente separación entre ellas. Cubre con tierra y riega. Nota: el brote verde de los bulbos debe sobresalir ligeramente.
  3. Es necesario que las plántulas reciban luz solar y un poco de agua a diario.
  4. Después de varias semanas (casi 3 meses), cuando las hojas de la cebolla sean de color verde intenso, ya habrá llegado la hora de cosecharlas.

¿Cómo puedo recolectar mis propias semillas de cebolla?

Para recolectar tus propias semillas es necesario esperar a que la planta de cebolla florezca. Algunos aficionados permiten la floración de 1 o 2 plantas solamente, ya que esto es más que suficiente para obtener una buena provisión de semillas con vistas a la cosecha siguiente. Una planta puede producir entre cientos y miles de flores, y es posible recolectar hasta 6 semillas por cada una de ellas.

¿Qué es mejor: cultivar cebolla con o sin semillas?

Si bien es posible cultivar las mismas cebollas mediante la siembra de pequeños bulbos o de semillas, muchos agricultores aficionados prefieren evitar la semilla debido a que su cultivo puede ser más riesgoso y prolongado.

¿Cuál es el mejor abono para las cebollas?

La principal recomendación en caso de usar fertilizantes para el cultivo de la cebolla es elegir uno que ofrezca buena concentración de fósforo y potasio, pero una concentración moderada de nitrógeno. El exceso de nitrógeno da lugar a bulbos de cebolla más acuosos y propensos a una mala conservación.

¡Aprende más sobre la cebolla y otros bulbos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del bulbo para conocerlo en detalle)

Referencias:

  1. https://consumidoresorganicos.org/2018/05/25/guia-cultivar-cebollas-en-casa/
  2. https://www.onions-usa.org/
  3. https://www.seedsavers.org/grow-onion
  4. https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/sanidad-vegetal/guiagip-liliaceasprotegida_tcm30-434394.pdf

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: diciembre 1, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!

¿Tienes alguna pregunta? ¿Te gustaría dejarnos una sugerencia? Escríbeme utilizando el siguiente formulario... ¡Me encantará leerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *