Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Té de jengibre

Beber té de jengibre siempre nos provoca una sensación reconfortante y estimulante. Esta raíz aromática-picante se ha utilizado durante mucho tiempo en la cocina y en la medicina tradicional, ya que sus efectos saludables son más que notables. Por lo general, las personas toman el té de jengibre para aliviar las molestias digestivas, calmar las náuseas y combatir la inflamación en el cuerpo, sin embargo estos no son, ni de cerca, los únicos beneficios que ofrece la bebida milenaria. En este artículo podrás conocer todos sus usos y propiedades, un modo sencillo de preparación, las combinaciones más populares y cuáles son sus posibles efectos secundarios, entre otros temas de interés.

¿Para qué sirve el té de jengibre? Principales propiedades

La mayoría de las propiedades medicinales del jengibre se derivan fundamentalmente de sus compuestos aromáticos gingeroles, shogaoles y zingerones (fenilalquilcetonas), así como de sus aceites volátiles. El uso de esta raíz en la preparación de infusiones medicinales se remonta a la antigüedad, pero no fue hasta hace unas décadas que el mundo realmente conoció y experimentó el poder del té de jengibre.

Té de jengibre para adelgazar

Los entusiastas de la pérdida de peso han encontrado en el té de jengibre un gran aliado. Según diferentes estudios 1, esta bebida puede ayudarnos a adelgazar debido a dos características principales, por un lado acelera la termogénesis en nuestro cuerpo, y por otro, ayuda a controlar el hambre y los antojos. Dicho en otras palabras, los compuestos del jengibre aumentan la descomposición de la grasa, bloquean su absorción en el organismo, y además suprimen el apetito.

¿Cómo utilizar el té de jengibre para bajar de peso?

Intenta comenzar el día con una taza caliente de té de jengibre en ayunas, mucho mejor si le agregas el jugo de medio limón. Luego puedes repetir 1-2 veces más durante el día. Aunque siempre puedes preparar la infusión con polvo de jengibre seco o con una bolsita de té comercial, lo mejor es utilizar la raíz fresca. Para obtener información detallada sobre el uso y las combinaciones más efectivas para bajar de peso visita: Jengibre para adelgazar.

Té de jengibre para la tos

El té de jengibre es muy utilizado para aliviar el dolor de garganta y reducir la tos, especialmente la tos en niños, causada por el resfriado común y la gripe. Según los investigadores, esta raíz contiene un compuesto llamado oleorresina 2, la cual es reconocida por su capacidad antitusiva (alivia y disminuye la tos). A ello se suman otros compuestos favorables, como los aceites esenciales, los antioxidantes, los gingeroles, shogaoles y zingerones.

Preparar una infusión de jengibre para combatir la tos, y el dolor de garganta que lo acompaña, es muy sencillo. Coloca 1 taza de agua, ½ cucharadita de jengibre fresco rallado y el jugo de medio limón fresco en una olla sobre el fuego; deja que la mezcla alcance el punto de ebullición, retira del fuego y deja que repose durante 2-3 minutos. A continuación sirve el té en una taza, a la vez que cuelas con ayuda de un colador. Agrega unas gotas de miel o stevia al gusto para endulzar y bebe de inmediato. Se recomienda beber 2-3 veces al día para obtener mejores resultados.

Si estás tratando de calmar la tos en un niño con gripe, puede que no resulte fácil hacerlo beber de la infusión; en ese caso se recomienda usar el jengibre de otra manera. El remedio consiste en agregar varias gotas de aceite de jengibre, o unas rodajas de jengibre fresco, a un recipiente con agua recién hervida para que el pequeño tome inhalaciones. Inhalar los vapores aromáticos que desprende el jengibre ayuda a reducir los episodios de tos y alivia el dolor en la garganta. También es necesario repetir este proceso varias veces al día.

Para más información, visita Jengibre para la Tos: Cómo se Usa (Té, Jarabe), Contraindicaciones y Dosis

Té de jengibre para la gastritis

El jengibre es un remedio muy popular para el tratamiento de numerosos problemas digestivos, por ejemplo las náuseas, los vómitos, las malas digestiones, la gastritis y las úlceras. Específicamente en el caso de la gastritis, intervienen dos de sus propiedades más importantes: la anti-inflamatoria y la anti-bacteriana. Por un lado, el jengibre ayuda a calmar la inflamación en las paredes del estómago y por otro, ayuda a destruir las cepas de la bacteria Helicobacter pylori (causa común de la gastritis y el cáncer gástrico).

En un estudio de laboratorio se demostró que el extracto de raíz de jengibre, rico en gingeroles, era capaz de inhibir el crecimiento de cepas de Helicobacter pylori de forma significativa.3 Teniendo en cuenta este y otros hallazgos, se recomienda que las personas con gastritis consuman jengibre de manera regular. Además de usarlo como especia en la cocina, una forma muy sencilla de aprovechar sus beneficios es beber té de jengibre, preferiblemente en ayunas.

Nota: el consumo excesivo de jengibre puede exacerbar algunos casos de gastritis, en lugar de aliviarlos.

Té de jengibre para los gases

Aunque algunos creen que el jengibre les puede provocar gases en el estómago, lo cierto es que sus compuestos tienen el efecto contrario en nuestro sistema digestivo. El jengibre posee propiedades carminativas, lo que significa que ayuda a romper las bolsas de gas que se forman dentro del tracto digestivo y luego facilita su expulsión fuera del mismo.4 Uno de los compuestos más beneficiosos en este sentido es la zingibain, una enzima digestiva particularmente eficaz para prevenir la acumulación de gas causada por alimentos ricos en proteínas.

Los investigadores recomiendan que aquellos que tengan tendencia a la flatulencia estomacal beban té de jengibre fresco cada día, manteniendo la dosis entre 2 y 4 gramos de raíz. La mayoría de las personas observa mejores resultados tomando este té justo después de las comidas; su uso se traduce en digestiones menos pesadas y una reducción de los gases y la hinchazón abdominal.

Cabe señalar que en algunas personas, el té de jengibre puede causar acidez y malestar leve en el tracto digestivo superior; si ese es tu caso, es recomendable que disminuyas su consumo a 1 taza diaria o que lo sustituyas por un suplemento de jengibre en cápsulas.

Té de jengibre para la presión alta

El jengibre tiene acción estimulante en el organismo, de ahí que su uso favorezca a nuestro sistema circulatorio y ayude a controlar los niveles de presión arterial. Varios estudios han observado que los compuestos de esta raíz tuberosa tienen un efecto muy positivo en las personas con hipertensión, ya que mejoran el flujo de la sangre, disminuyen los valores de presión, evitan la formación de coágulos y relajan los músculos que rodean a los vasos sanguíneos.5, 6

Otro mecanismo mediante el cual el jengibre ayuda a las personas con presión alta es la reducción de los niveles de colesterol total. Se sabe que el colesterol alto, especialmente las lipoproteínas de baja densidad o colesterol malo, contribuye a la formación de placa en las paredes de las arterias y los vasos sanguíneos, causando bloqueos y un aumento de la presión arterial al restringir el diámetro interno de estos. La placa también puede reducir la elasticidad de las arterias, contribuyendo aún más a la hipertensión y las enfermedades cardíacas. 7

Para obtener tales beneficios, se puede beber té de jengibre varias veces al día, asegurándose de medir los niveles de presión para comprobar que estos se mantengan en un rango saludable. En caso de seguir un tratamiento médico para esta condición, siempre es importante consultar al médico antes de usar el jengibre como remedio natural.

Té de jengibre para la migraña

El efecto del jengibre en el tratamiento de la migraña, y varios de sus síntomas comunes, ha sido un hallazgo fascinante para la comunidad científica alrededor del mundo. Al parecer, su combinación de más de 200 sustancias y aceites naturales tiene una poderosa acción antiinflamatoria, antiemética y antihistamínica, de ahí que ayude a aliviar los episodios de migraña de forma impresionante. Incluso, algunos han llegado a plantear que puede ser más efectivo que ciertos medicamentos diseñados para tratar dicha condición.

Por ejemplo, en un pequeño estudio que involucró a 100 pacientes con migraña sin aura, se comparó el efecto del medicamento recetado sumatriptán en un primer grupo, frente al uso de un suplemento de jengibre en polvo en el segundo grupo. Dos horas después de haber recibido el tratamiento, la gravedad promedio disminuyó significativamente en ambos grupos de pacientes. Los investigadores observaron que la efectividad de cada tratamiento fue similar, sin embargo los efectos secundarios fueron más pronunciados en el grupo que había recibido sumatriptán. 8

Aunque todavía se necesitan más estudios sobre este tema, el jengibre ya es ampliamente utilizado como terapia complementaria en el tratamiento de las jaquecas y las migrañas. Las formulaciones de jengibre más populares suelen ser las tabletas, las cápsulas, los aceites esenciales y las bolsitas de té. En caso de no disponer de un té comercial, es posible prepararlo en casa fácilmente con un trozo de raíz fresca o jengibre en polvo.

Téngase en cuenta que el consumo excesivo de jengibre puede provocar efectos secundarios leves en algunas personas, por ejemplo malestar estomacal, eructos, acidez y diarreas. De manera general, se recomienda consultar a un médico antes de comenzar a tomar jengibre para aliviar las migrañas, especialmente si estás embarazada, usas medicamentos o tienes alguna condición de salud crónica.

Té de jengibre antes de dormir

Despertarse con frecuencia durante la noche, el insomnio, las pesadillas, el estrés y la ansiedad son trastornos comunes que afectan el sueño y disminuyen dramáticamente nuestra calidad de vida. Los medicamentos para dormir son una solución muy popular, sin embargo suelen causar efectos secundarios indeseables 9,10; es por eso que muchas personas simplemente deciden vivir con insomnio o recurrir a los remedios naturales.

Por ejemplo, beber té de jengibre antes de dormir puede ser un excelente remedio para conciliar mejor el sueño, pues a diferencia de los “verdaderos” tés elaborados con la planta de Camellia sinensis (té verde, té negro) el jengibre es naturalmente libre de cafeína.

Algunas personas prefieren tomar la infusión de jengibre en la noche combinada con té de manzanilla, ya que esta mezcla les proporciona un efecto más relajante y un mejor descanso.

Té de jengibre para la menstruación

Aunque no se tiene suficiente evidencia científica, el jengibre también es conocido como remedio natural para lidiar con los síntomas del síndrome pre-menstrual y el período. Muchas mujeres beben té de jengibre para calmar los calambres pélvicos, la inflamación abdominal, las náuseas y los dolores de cabeza tan comunes durante esos días del mes.

Así mismo, se dice que es efectivo para inducir la menstruación mediante el aumento de las contracciones uterinas. En ocasiones es común escuchar la siguiente frase: “quiero que me baje la regla… ¿qué puedo tomar para que llegue?”. Ya sea porque tienes retraso menstrual, hay un evento especial o porque te vas de vacaciones, es normal querer que la menstruación se adelante 1 o 2 días. En ese caso, se recomienda beber entre 2 y 3 tazas diarias de infusión de jengibre con una pizca de canela, comenzando varios días antes a la fecha deseada.

Nota: téngase en cuenta que la canela puede tener efecto abortivo en las mujeres embarazadas.

Té de jengibre para dilatar al final del embarazo

Se ha visto que el consumo moderado de té de jengibre en el embarazo puede ayudar a controlar las náuseas matutinas, los vómitos, los mareos, los problemas digestivos y el estreñimiento. Sin embargo, este no es el único beneficio que se le atribuye a dicha infusión. Teniendo en cuenta que los compuestos del jengibre ayudan a aumentar las contracciones en el útero y desencadenan el período menstrual, también se cree que son un buen estimulante para dilatar mejor en las últimas semanas del embarazo, facilitando así la labor de parto; sin embargo es importante señalar que no se tiene suficiente evidencia científica para confirmar este efecto, y que además, beber té de jengibre no estimulará las contracciones a menos que el útero ya se esté preparando para el nacimiento.

Los investigadores sugieren que las mujeres no deben consumir demasiado jengibre en el embarazo, ya que esto puede causar efectos secundarios negativos, como un aumento de la acidez estomacal y varios episodios de diarrea. No obstante, se sigue considerando como una bebida herbal segura para embarazadas, siempre y cuando no exista una condición que impida su consumo 11. La dosis recomendada de té de jengibre durante el embarazo es de 1 a 3 (como máximo) tazas diarias, sin llegar a exceder la cantidad de 1 gramo de jengibre al día. Estas recomendaciones no solo aplican al té, sino también a los suplementos a base de jengibre en polvo, como cápsulas y pastillas. Es importante consultar siempre al médico antes de consumir jengibre o cualquier otro remedio natural, especialmente si se está embarazada. Ver; Jengibre en el Embarazo – Beneficios, Contraindicaciones, Dosis.

¿Cómo tomar el té de jengibre?

Por lo general, el té de jengibre se bebe en ayunas, justo después de levantarse. Dependiendo de los gustos o los objetivos medicinales de cada persona, se puede repetir 1 o 2 veces más a lo largo del día, para un total de 3 tazas. Por ejemplo, algunos acostumbran a tomarlo después de las comidas para promover una mejor digestión y evitar el exceso de gases; otros prefieren beberlo solo en la mañana y en la noche antes de acostarse. Independientemente del horario y la frecuencia, se recomienda preparar solo la cantidad de té de jengibre que vas a tomar en el momento.

Combinaciones populares

Té de jengibre y limón

Aunque el té de jengibre con limón en realidad no es un té, sino una infusión, sigue siendo una excelente bebida para relajarse y renovar los niveles de energía. Se puede servir caliente, endulzado al gusto con un poco de miel, o verter sobre un vaso de hielo para tomar a modo de bebida refrescante.

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua hirviendo
  • 2 pulgadas de raíz de jengibre, finamente cortada
  • 1 limón cortado en rodajas

Pasos:

Una vez que el agua haya alcanzado el punto de ebullición, retírala del fuego y agrega las rodajas de jengibre y limón. Deja reposar durante 10 minutos y si lo deseas, agrega un poco de miel o stevia antes de beber. Estas cantidades rinden para 4 personas.

El té de jengibre y limón se usa tradicionalmente para bajar la fiebre y calmar otros síntomas del resfriado, para mejorar la concentración y el estado de ánimo, fortalecer el sistema inmunológico, favorecer la quema de grasas y promover la expulsión de toxinas. Los compuestos gingeroles en el jengibre y los flavonoides en el limón 12 crean una especie de escudo protector en nuestro organismo para prevenir numerosos problemas de salud.

Té de jengibre y canela

Cuando se unen el jengibre y la canela, el resultado es una combinación con grandes poderes medicinales, antioxidantes y analgésicos. El té de jengibre y canela es ideal para mejorar la digestión, prevenir los resfriados y gripes, aliviar un dolor de muelas, prevenir la diabetes, las varices, mejorar la salud del corazón y la función cerebral, aliviar los síntomas de la artritis, entre muchos otros beneficios.

Para su elaboración solo necesitamos:

  • un trocito de jengibre fresco pelado y rebanado (4 cm)
  • 2 palitos de canela
  • 2 cucharadas de miel
  • 4 tazas de agua

Pasos:

Colocamos el jengibre, la canela y el agua en una cacerola a fuego alto, tapamos y llevamos a ebullición. En este punto, bajamos el fuego para que la infusión siga cocinándose lentamente durante 5 minutos más. Luego colamos, agregamos la miel, revolvemos bien y dejamos reposar por 10 minutos o hasta que se enfríe un poco para beber. Algunas personas también acostumbran a agregarle jugo de limón. Estas cantidades rinden para 4 personas.

Más en: Jengibre y Canela: Propiedades, Beneficios, Contraindicaciones, Consumo, Combinaciones.

Nota: Se cree que el té de jengibre y canela es abortivo 13. Evita su consumo frecuente durante el embarazo, o si tienes sospechas de estar embarazada, ya que existe la posibilidad de un aborto involuntario.

Té de jengibre y miel

Agregar miel al té de jengibre no solo le aportará mejor sabor, sino que también elevará sus poderes antioxidantes. La miel ayuda a nuestro organismo a combatir los efectos perjudiciales de los productos químicos y la contaminación, estimula al sistema inmune, calma las molestias del estómago y tiene acción sedante en el cuerpo.

Preparar el té de jengibre con miel es muy simple, solo debemos poner a hervir una taza de agua, agregarle un trocito de jengibre fresco picado o una cucharadita de jengibre en polvo, añadirle una cucharada de miel y dejar reposar durante varios minutos. Es importante beberlo mientras el agua sigue tibia.

Muchas personas acostumbran a añadirle jugo de limón, sobre todo para beber en ayunas. El té de jengibre, limón y miel es una excelente manera de comenzar el día, con buen ánimo y la mente despejada.

Té de menta y jengibre

La menta es una planta muy popular que se suele utilizar, tanto fresca como seca, en la preparación de numerosas bebidas e infusiones. El té de menta en particular es muy aclamado por sus propiedades relajantes, digestivas y descongestionantes; se puede preparar con hojas de menta solamente, o combinado con otros ingredientes para obtener una infusión más potente. En este caso tenemos la combinación de menta con jengibre, un té ideal para aliviar cualquier malestar estomacal, mejorar la concentración mental, elevar los niveles de energía, calmar la tos y congestión provocada por el resfriado, entre otros beneficios.

Su preparación es muy sencilla; solo necesitarás:

  • 2 tazas de agua
  • 1 trozo de raíz de jengibre fresco, pelado y cortado en rebanadas muy finas
  • 12 hojas de menta (aproximadamente)
  • 1 cucharadita de miel o agave (opcional)

Pasos:

  1. Agrega el agua y las rodajas de jengibre en una olla pequeña. Lleva a ebullición y luego reduce a fuego lento.
  2. Añade las hojas de menta a la olla, tapa y deja cocinar a fuego lento durante 10 minutos.
  3. Retira del fuego, agrega miel o agave si lo deseas y deja reposar durante 2-3 minutos.
  4. Cuela antes de servir. Una vez que tengas lista tu taza de té de menta y jengibre, puedes agregarle varias gotas de jugo de limón o una rodaja de limón finamente picada.

Té de jengibre y manzanilla

El té de jengibre y manzanilla es una infusión muy aromática con propiedades curativas increíbles. Es una bebida herbal que sirve para aliviar el dolor del estómago, mejorar la digestión, reducir el exceso de gases, promover una buena noche de descanso y disminuir la inflamación en el cuerpo.

Esta combinación suele estar disponible en el mercado en forma de bolsita, pero lo más recomendable es preparar el té con los ingredientes frescos en casa; de esa forma se obtienen los mejores beneficios saludables.

Necesitarás:

  • 2-3 rebanadas finas de jengibre fresco pelado
  • 2 ramitas de manzanilla fresca o 1 cucharada de manzanilla seca
  • Miel, stevia o agave al gusto

Pasos:

Solo debes poner a hervir una taza de agua, agregarle el jengibre, la manzanilla y dejar reposar durante 5-7 minutos. Pasado ese tiempo, cuela la infusión y sírvela para beber de inmediato. Si lo deseas, puedes agregarle unas gotas de tu edulcorante favorito para aportar un toque dulce, pero el sabor del té de jengibre con manzanilla suele ser agradable sin necesidad de endulzarlo.

Té de jengibre y cúrcuma

La unión de dos raíces tuberosas tan potentes como el jengibre y la cúrcuma hacen de esta infusión un remedio anti-inflamatorio y analgésico por excelencia; pero definitivamente esos no son los únicos beneficios que se le atribuyen. El té de jengibre y cúrcuma también ayuda a mejorar la memoria, fortalecer el sistema inmunológico, aliviar los problemas gastrointestinales, combatir el estrés y la depresión, regular los niveles de glucosa en sangre, prevenir enfermedades cardíacas y varios tipos de cáncere incluso puede contribuir a la pérdida de peso. Te puede interesar: Cúrcuma para Adelgazar

Aunque se puede preparar con jengibre y cúrcuma en polvo, lo mejor es utilizar el rizoma fresco. Tres rebanadas de cada raíz, cortadas finamente, son más que suficientes para obtener una taza de té con poderes curativos y sabor intenso.

Para esta receta necesitarás:

  • 1 taza de agua
  • 3 rebanadas finas de jengibre fresco pelado
  • 3 rebanadas finas de cúrcuma fresca pelada
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ½ cucharadita de miel o jugo de limón

Pasos:

  1. Pon el agua a hervir, ya sea en una cacerola pequeña o en un microondas (2 minutos).
  2. Agrega la cúrcuma y el jengibre, tapa el recipiente y deja reposar durante 10 minutos.
  3. Ahora añade la pimienta negra, el jugo de limón, la miel, y revuelve muy bien para que se integren todos los ingredientes. Bebe de inmediato.

Muchas personas se preguntan: “¿con qué frecuencia puedo tomar té de jengibre y cúrcuma?” Si bien es una combinación poderosa, su uso moderado se considera seguro para la mayoría de las personas sanas. Beber 1 taza de esta infusión todos los días es suficiente para disfrutar de sus beneficios saludables, pero dependiendo del gusto de cada persona y su estado de salud general, se pueden tomar 1-3 tazas diarias.

Té de jengibre con piña

Para algunos esta podría ser una combinación fuera de lo común, pero sin dudas su sabor y frescura hacen de ella un verdadero escape tropical. La dulzura natural de la piña se une al sabor intenso y picante del jengibre para regalarnos una bebida refrescante, desintoxicante, rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, así como dotada de excelentes beneficios para la salud; por ejemplo, mejora la eliminación de toxinas, favorece la digestión, promueve la alcalinidad en el organismo y combate la inflamación.

Por lo general, las personas adquieren el té de jengibre y piña en tiendas, ya sea en forma de polvo o bebida fría, pero también se puede preparar en casa en pocos minutos.

Para esta receta necesitarás:

  • 1 taza de piña fresca picada en trozos pequeños
  • 2 cucharadas de raíz de jengibre fresco picado
  • 4 tazas de agua

Pasos:

  1. Coloca la piña, el jengibre y el agua en una cacerola para cocinar a fuego medio hasta que hierva.
  2. En este punto, apaga el fuego y deja enfriar durante 5-10 minutos.
  3. Cuela la infusión resultante y sirve para beber de inmediato. En caso de no utilizar todo el té, puedes reservar la cantidad sobrante para beber un rico té frío de jengibre con piña en otro momento del día.

Té de jengibre y ajo

Este té es una alternativa potente y saludable para calentar el cuerpo y tratar varias dolencias. Prepararlo solo toma unos minutos y sus ingredientes se pueden reutilizar hasta tres veces.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de raíz de jengibre fresco
  • 1 cucharada de miel
  • Agua

Pasos:

Pon a hervir el agua, aproximadamente 2 tazas. Mientras tanto, pela y pica el diente de ajo y el jengibre, colocándolos en la taza donde vayas a servir el té. Una vez que el agua haya hervido, solo falta verterla sobre los ingredientes, agregar un poquito de miel y dejar reposar por 5 minutos antes de tomarlo. También le puedes agregar el jugo de medio limón para potenciar su efecto.

El té de jengibre con ajo es un remedio muy popular para aliviar el dolor de garganta, acelerar la recuperación durante un resfriado o gripe, así como para regular los niveles de presión arterial. Según los resultados de numerosas investigaciones, otro de sus grandes beneficios podría ser la prevención de distintos tipos de cáncer y las enfermedades cardíacas 14.

Té de jengibre y cebolla

Esta infusión es muy utilizada para tratar los síntomas del resfriado común o la gripe (dolor de garganta, congestión nasal) y acelerar la recuperación. Ambos ingredientes tienen propiedades antibacterianas y antivirales, promueven la expulsión del moco acumulado y alivian el malestar general.

Preparar un té medicinal de jengibre y cebolla es muy simple.

Para esta receta necesitarás:

  • 1 trozo de jengibre fresco picado en rodajas finas
  • Media cebolla pequeña
  • 1 taza de té verde pre-elaborado
  • 1 pizca de sal

Pasos:

Una vez que tengas listo el té verde, agrega el jengibre, la cebolla, la pizca de sal y deja que repose durante varios minutos para que se impregne de los compuestos naturales. Bebe mientras todavía está tibio. En caso de resfriado / gripe, se recomienda consumir el té de jengibre y cebolla al menos 3 veces al día para lograr una recuperación más rápida.

Té verde con jengibre

Las propiedades naturales del jengibre y el té verde se unen en esta bebida revitalizante, antioxidante, anticancerígena y quema-grasas. Muchas personas opinan que esta es una de las mejores bebidas naturales que podemos tomar.

Para prepararlo se necesitan los siguientes ingredientes:

  • Un trozo de raíz de jengibre fresco picado en rodajas
  • 2 bolsas de té verde
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 tazas de agua

Pasos:

Coloca las 2 tazas de agua y el jengibre en una cacerola y lleva a punto de ebullición. A continuación, baja el fuego para que se cocine a fuego lento durante 5 minutos. Retira la cacerola del fuego, agrega la miel revolviendo bien y por último añade las bolsitas de té al agua caliente. Deja reposar durante 3 minutos más y bebe de inmediato.

Varios estudios han encontrado que el consumo regular de té verde con jengibre combate la acción de los radicales libres, acelera el metabolismo, favorece la pérdida de peso, previene diferentes tipos de cáncer y mejora la concentración y la memoria, entre otros beneficios 15.

Té de jengibre: Contraindicaciones y posibles efectos secundarios

En general, el té de jengibre se considera seguro para las personas adultas sanas, siempre y cuando no se ingieran cantidades superiores a la dosis diaria recomendada (4 gramos de jengibre). Sin embargo, al igual que con cualquier otro remedio o bebida herbal, es importante estar informado acerca de los efectos secundarios más probables y las contraindicaciones que puedan existir.

Entre los posibles efectos adversos del té de jengibre se incluyen:

  • Malestar estomacal
  • Diarrea
  • Acidez estomacal leve
  • Supresión del apetito
  • Aumento del sangrado (estimula la circulación y aumenta el flujo sanguíneo)
  • Disminución en los niveles de presión arterial

Nota: estos efectos secundarios solo suelen ocurrir en casos de consumo excesivo (sobredosis)

En general, el consumo de este té suele estar contraindicado en:

  • Personas que padecen algún trastorno hemorrágico o están tomando medicamentos anticoagulantes.
  • Personas que van a tener una cirugía en el futuro cercano.
  • Personas que toman medicamentos para la hipertensión o para controlar los niveles de glucosa en sangre (deben mantener un registro de sus niveles, ya que el jengibre puede interactuar con estos fármacos y provocar descensos significativos).
  • Personas con una alergia conocida al jengibre.
  • Mujeres embarazadas que presentan amenaza de aborto involuntario.

Es importante tener en cuenta que el té de jengibre puede interactuar con ciertas hierbas y especias. No se recomienda el consumo excesivo de jengibre combinado con clavo de olor, ajo, ginkgo biloba, ginseng, cúrcuma y angélica.

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¡Aprende más sobre el jengibre!

(Haz clic en la imagen o el nombre del artículo para leerlo)

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29193411
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Oleoresin
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14666666
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4893422/
  5. https://books.google.co.in/books?id=DuUx21ovi90C&printsec=frontcover&dq=The+New+Healing+Herbs:+The+Classic+Guide+to+Nature%27s+Best+Medicines+…++By+Michael+Castleman
  6. http://www.academia.edu/8835075/The_Effect_of_Zingiber_Officinale_Ginger_Extract_on_Blood_Pressure_and_Heart_Rate_in_Healthy_Humans
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15613983
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23657930
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4689974/
  10. https://www.aarp.org/health/drugs-supplements/info-07-2013/sleeping-pill-side-effects.html
  11. http://americanpregnancy.org/pregnancy-health/herbal-tea/
  12. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814606009356?&utm_medium=71720
  13. https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1471-0528.2002.t01-1-01009.x
  14. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-300/garlic
  15. https://www.webmd.com/food-recipes/features/health-benefits-of-green-tea#1
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27505611

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Por favor ¡Regálanos 5 estrellas!

¡Regálanos 5 estrellas!