Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Jengibre para adelgazar

Uno de los beneficios más populares del jengibre es, sin dudas, su poder para facilitar la pérdida de peso. Cada vez son más las personas que consumen esta raíz para adelgazar, ya sea como ingrediente en diferentes comidas, infusiones, o a modo de suplemento natural. Sin embargo, todavía muchos se preguntan si el efecto adelgazante del jengibre es real, o es solo un mito. Si ese es tu caso, no te quedes con la duda; sigue leyendo a continuación para conocer cuáles son los principales hallazgos científicos sobre el tema, las opciones de consumo y combinaciones más efectivas, así como los posibles efectos secundarios y contraindicaciones, entre otros aspectos de interés.

¿Por qué el jengibre es bueno para adelgazar?

Debido al inmenso potencial que se le atribuye a los compuestos del jengibre, muchos investigadores se han dedicado a estudiar el efecto que pueden tener en determinados procesos vitales. Precisamente, uno de los descubrimientos más importantes ha sido el poder adelgazante de los gingeroles1, quienes en combinación con otros nutrientes claves, son capaces de:

  1. Acelerar el metabolismo. Al tener un efecto termogénico, el jengibre aumenta la temperatura corporal, activa el metabolismo (proceso mediante el cual nuestro cuerpo obtiene la energía de los alimentos) y conduce a una mayor quema de grasas 2.
  2. Favorecer la digestión de los alimentos. Los compuestos del jengibre inducen el movimiento regular del estómago y los intestinos, mejoran el procesamiento de los alimentos y ayudan a lograr una nutrición adecuada, deshaciéndonos de aquello que no necesitamos. Como beneficio adicional, también ayudan a evitar las indigestiones y la acumulación de gases en el sistema digestivo.
  3. Crear mayor sensación de saciedad. Se ha observado que el jengibre actúa como supresor del apetito y que puede mantener la sensación de saciedad por más tiempo si se consume después de las comidas, comúnmente en forma de té. En general, es un buen aliado para controlar los antojos y reducir el número de calorías que se ingieren entre comidas.
  4. Disminuir los niveles de la hormona cortisol. El exceso de cortisol (hormona del estrés) puede tener efectos muy negativos en el organismo, siendo la acumulación de grasa abdominal uno de los más comunes. Aunque esta hormona cumple funciones muy importantes, es necesario mantenerla bajo control, no solo para evitar el aumento de peso, sino para tener un buen estado de salud general. Los investigadores han descubierto que el consumo regular de jengibre ayuda a suprimir la liberación de cortisol, así como a regular otros factores que intervienen en el desarrollo de la obesidad, por ejemplo la resistencia a la insulina, el perfil lipídico en plasma e hígado, la actividad de la amilasa, la lipasa y la leptina 3. En adición a estas propiedades, se sabe que el alto contenido de minerales, vitaminas y antioxidantes presentes en el jengibre promueven una mejor nutrición, fortalecen el sistema inmunológico, favorecen la eliminación de toxinas y combaten los procesos inflamatorios.4
  5. Todo esto conduce a un mejor funcionamiento del organismo, y por tanto, ayuda a adelgazar con mayor facilidad.

Cabe señalar que no se trata de una solución mágica; la pérdida de peso siempre estará determinada por otros factores, incluyendo la alimentación, el nivel de actividad física, el estado de salud, la genética, etc. La mejor forma de adelgazar con el jengibre consiste en combinarlo con una dieta sana, equilibrada, y con la práctica de ejercicio aeróbico al menos 3-4 veces por semana.

Por último, pero no menos importante, hablemos de una tercera clave: la constancia. Usar el jengibre de forma esporádica, o solo durante pocos días, no te ayudará a adelgazar. Debes ser constante y disciplinado para ver los mejores resultados. ¡Vale la pena!

Te puede interesar: 15 Beneficios y Propiedades Curativas del Jengibre – ¿Para Qué Sirve?

¿Cómo usar (tomar) el jengibre para adelgazar?

Esta raíz tuberosa suele estar disponible de diferentes formas, ya sea fresca, seca, en polvo, como suplemento (cápsulas/pastillas), entre otras presentaciones. Cualquiera de estas variantes puede ser efectiva para promover la pérdida de peso naturalmente.

Si quieres saber cómo se toma el jengibre para bajar esas libras de más, a continuación te presentamos algunas de las opciones a tener en cuenta.

1. Té de jengibre

El té de jengibre es una de las mejores formas de aprovechar todos los beneficios que se le atribuyen a dicha raíz. Es reconfortante, económico y muy fácil de hacer. Se puede preparar tanto con el jengibre fresco como con jengibre molido, pero lo más recomendable es utilizar el rizoma en su estado natural para obtener una infusión más potente.

Preparando el té de jengibre para adelgazar

  • Pon a hervir 1 taza de agua, o simplemente calienta el agua en un microondas durante 2 minutos.
  • Mientras tanto, corta un trozo de raíz (que tenga el grosor aproximado de un dedo), retírale la piel raspando con una cuchara y córtalo en rebanadas muy finas.
  • Una vez que el agua haya hervido, agrégale las rodajas de jengibre y deja reposar durante 5-10 minutos para que se liberen todos los compuestos y aceites naturales.
  • Pasado ese tiempo, toma la infusión mientras aún esté tibia. Puedes agregar unas gotas de stevia u otro edulcorante no calórico para endulzar, pero no es necesario.

En general, se recomienda tomarlo 3 veces al día, comenzando en ayunas y repitiendo antes o después de las comidas, especialmente por la noche. Esto ayuda a acelerar el metabolismo, tener mejores digestiones, mantener la sensación de saciedad por más tiempo y quemar mayor cantidad de grasas a largo plazo. Para más detalles visita Té de Jengibre: Propiedades, Combinaciones Populares (Limón, Canela, Miel, etc.), Contraindicaciones y Más.

2. Agua de jengibre

El agua de jengibre es una variante similar al té, pero se prepara de manera diferente. La receta más común consiste en hervir 1 litro de agua, retirar del fuego, agregar 10 o 12 rebanadas finas de jengibre fresco pelado y cubrir el recipiente para dejar reposar durante 10-15 minutos. Una vez que el agua se haya infusionado con los compuestos del jengibre, se debe colar (desechar las rodajas) y reservar para tomar tibia o fría.

Otro modo de preparación incluso más sencillo consiste en colocar las rodajas de jengibre pelado dentro de 1 litro de agua a temperatura ambiente para dejar reposar durante toda la noche; el agua de jengibre estará lista para beber a la mañana siguiente, una vez que se haya colado.

Dependiendo de las proporciones utilizadas, el agua resultante puede ser más o menos intensa. Se puede beber varias veces al día antes y después de las comidas, pero si el sabor es fuerte, lo mejor será no exceder la dosis de los 3 vasos diarios (de 8 onzas). Teniendo en cuenta que el objetivo es adelgazar, no se recomienda agregarle ningún tipo de edulcorante que pueda aportar calorías adicionales.

El agua de jengibre es una buena alternativa para mantenerse hidratado, elevar los niveles de energía, desintoxicar el organismo, evitar la hinchazón en el abdomen y promover la quema de grasas mientras realizamos las tareas del día a día. Si padeces de alguna condición, consulta a tu médico antes de aplicar este remedio. Así mismo, suspende su uso si notas cualquier síntoma anormal, como irritación estomacal, diarrea, ardor en la boca, etc.

3. Jengibre molido

El jengibre molido o en polvo no es más que la raíz que se ha sometido a un proceso de secado y pulverización. Es otra forma común de consumir el jengibre para rebajar, que suele estar ampliamente disponible en tiendas naturistas y supermercados. De hecho, el jengibre molido suele ser la base para hacer otras preparaciones, por ejemplo el té, las cápsulas y las pastillas de jengibre.

Sin embargo, existe una vía más versátil y divertida de consumirlo: las comidas. El polvo de jengibre es una especia excelente para condimentar carnes, pescados, mariscos, sopas, ensaladas, e incluso para hacer galletas y caramelos. Incluirlo en la dieta te ayudará a:

  • Aumentar la saciedad. Cuando no te sientes saciado después de comer, es más probable que sigas comiendo. Un estudio realizado en 2012 informó que los sujetos que consumieron 2 gramos de polvo de jengibre seco con su desayuno habían experimentado una mayor sensación de saciedad 3 horas más tarde que aquellos que no lo consumieron.
  • Mejorar la absorción de la grasa en los alimentos. Esto es, sin dudas, un gran beneficio para adelgazar. Cuando comes grasa, tu cuerpo almacena el exceso de lípidos dentro de las células grasas, haciendo que estas se expandan. Según un estudio 5 publicado en El Diario de la Ciencia de la Alimentación y la Agricultura, consumir jengibre molido puede estimular la actividad pancreática y aumenta la producción de sales biliares, resultando en una menor absorción de grasas cuando ingerimos los alimentos. Algunos investigadores aseguran que el jengibre también favorece la digestión de los carbohidratos.

Un detalle importante a tener en cuenta cuando se usa el jengibre para adelgazar es no exceder la cantidad total que se recomienda en un día, especialmente cuando se toma en diferentes preparaciones. Si bebes té de jengibre y además usas jengibre molido para condimentar, asegúrate de no sobrepasar la dosis total de 4 gramos diarios.

Te puede interesar: ¿Dónde Comprar Jengibre? De Buena Calidad y al Mejor Precio

4. Cápsulas de jengibre

Podría decirse que las cápsulas y pastillas de jengibre son la alternativa más cómoda para obtener los efectos adelgazantes de dicho rizoma. Sin lugar a dudas resultan muy convenientes; son fáciles de llevar a cualquier sitio, no requieren ningún tipo de preparación y ayudan a controlar la dosis que tomamos.

El principal ingrediente de estas cápsulas y pastillas suele ser el jengibre molido. La dosis estándar que indican la mayoría de los fabricantes es de 2 cápsulas al día, cada una de ellas aportando 550 mg de jengibre. Sin embargo, también es posible encontrar concentraciones menores, o mucho más altas, por ejemplo de 1.100 mg por cápsula.

Antes de buscar un suplemento de jengibre para favorecer la pérdida de peso es muy importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • No todos los productos de raíz de jengibre son iguales. Lo mejor es comprar un suplemento de una marca confiable, reconocida y cuyo único ingrediente sea el jengibre en polvo, preferiblemente que provenga de una fuente orgánica.
  • Sea cual sea la concentración de las cápsulas, asegúrate de no tomar una cantidad que exceda los 4 gramos de jengibre al día. Generalmente los fabricantes tienen esto en cuenta, así que presta atención a las indicaciones del envase para conocer la dosis, el horario adecuado y posibles efectos secundarios.
  • Aunque se trate de un suplemento natural, el jengibre en cápsulas puede interferir con algunos medicamentos recetados. Consulta a tu médico antes de tomarlo si ya estás bajo tratamiento.

5. Crema de jengibre para adelgazar

Una forma innovadora de usar el jengibre para adelgazar, específicamente para reducir las medidas del vientre, es la crema o mascarilla de jengibre. En este caso no se trata de una preparación para consumir, sino para aplicar sobre la piel. Muchas personas afirman que, si se combina con una dieta equilibrada y el ejercicio físico regular, esta crema puede ser muy efectiva para acelerar la quema de grasas en la barriga.

Artículos recomendados:

Combinaciones populares

Aunque el jengibre puede favorecer la pérdida de peso por sí solo, es muy común que las personas lo combinen con otros ingredientes para potenciar sus efectos. A continuación podrás conocer cuáles son las combinaciones más utilizadas y por qué se cree que son realmente efectivas.

6. Jengibre con limón

El jengibre con limón es la combinación por excelencia para adelgazar. En adición a los beneficios del jengibre, el limón tiene propiedades desintoxicantes, diuréticas y digestivas que promueven una quema de grasas más eficiente en el organismo. Algunos estudios también han informado que los compuestos polifenoles presentes en el limón ayudan a limitar el aumento de peso y el ascenso en los niveles de colesterol. 6

Si estás pensando en iniciar un plan para rebajar o quieres tener un vientre más plano, estos son dos ingredientes que no deberán faltar en tu cocina. Beber una taza de té de jengibre con limón cada mañana en ayunas será tu mejor aliado para activar la termogénesis y hacer que tu cuerpo comience a quemar más grasas en reposo, además de desinflamar el estómago, mejorar el estado de ánimo y fortalecer el sistema inmune.

Cabe señalar que las infusiones no son la única alternativa para adelgazar usando jengibre y limón, también se pueden combinar en el agua que bebemos y en los alimentos que ingerimos durante el día. Recuerda que para ver resultados reales en poco tiempo es necesario complementar con una reducción en el número de calorías y la práctica de alguna actividad física, como caminar, correr, nadar, montar bicicleta, entre otras.

7. Jengibre y perejil

El perejil es otra especie muy reconocida por sus propiedades saludables y su alto contenido de vitaminas y fibra. No solo ayuda a perder peso sino que también disminuye los niveles altos de colesterol, triglicéridos y presión arterial, contribuye a la buena salud del corazón y combate el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer. Se cree que estos beneficios se deben a su contenido del antioxidante quercetina. 7

Uno de los mecanismos que hacen del perejil un gran aliado para facilitar la pérdida de peso es su poder diurético. Consumirlo puede ayudarte a eliminar la retención de líquidos, ya sea porque consumes una dieta alta en sodio, no bebes suficiente agua o usas ciertos medicamentos, entre otras causas.

Sin embargo, en ocasiones la reducción del peso con perejil puede ser solo un efecto temporal, de ahí que combinarlo con jengibre sea una solución más efectiva a largo plazo. La forma más común de usar ambos ingredientes es el té de jengibre y perejil, que puedes preparar fácilmente si dejas infusionar varias rebanadas de jengibre fresco y una ramita de perejil en 1 taza de agua hirviendo. La recomendación es beber esta infusión 2-3 veces al día, comenzando en ayunas.

Muchas personas prefieren usar este remedio en forma de jugo verde, una alternativa igual de sencilla y efectiva. Para preparar el jugo adelgazante de jengibre y perejil agrega 1 vaso de agua, 2 cucharadas de perejil fresco picado y un trozo pequeño de jengibre fresco pelado a la licuadora; licua para triturar bien y bebe de inmediato en ayunas. Si lo deseas puedes añadir el jugo de medio limón para obtener un brebaje más potente.

Así mismo, puedes incluirlos en tu alimentación de forma regular, ya sea en ensaladas, sopas, pastas, etc.

8. Bicarbonato y jengibre

Las propiedades del bicarbonato para adelgazar suelen generar debate en el ámbito científico, ya que al parecer no existe evidencia real de que esta sustancia pueda favorecer la pérdida de peso. Muchos creen que, debido a que el bicarbonato de sodio alivia la indigestión y neutraliza los ácidos del estómago, también ayuda a nuestro cuerpo a descomponer mejor la grasa; sin embargo los investigadores afirman que esto no es cierto, y que en realidad no tiene un efecto directo sobre ella ni disminuye las calorías de la grasa que consumimos.

Entonces cabe preguntarse: “¿vale la pena usar el bicarbonato con jengibre para perder peso?” La respuesta es sí. Aunque el bicarbonato de sodio no te ayude a rebajar de forma directa, lo puede hacer de forma indirecta. Al parecer su consumo incrementa el rendimiento durante el ejercicio físico. Un estudio 8 publicado en el año 2013 indicó que los participantes que tomaron bicarbonato fueron capaces de completar un mayor número de repeticiones, con menos señales de fatiga muscular, en comparación con los que solo tomaron un placebo. También se ha visto que puede incrementar la velocidad y la resistencia durante el ejercicio cardiovascular.

Nota: Al consumir bicarbonato de sodio, la sangre se torna más alcalina, los niveles de ácido láctico disminuyen y se retrasa la fatiga muscular.

Estos efectos, combinados con las propiedades estimulantes y quema-grasas del jengibre, pueden ayudarte a entrenar con más intensidad por más tiempo, lo cual se traduce en un mayor gasto de calorías y la pérdida de peso.

Una forma simple de consumo consiste en preparar té de jengibre, dejar enfriar durante varios minutos y luego agregar ¼ de cucharadita de bicarbonato, revolviendo para diluir completamente antes de beber. Se recomienda tomarlo en ayunas y nunca exceder la dosis de 0.3 gramos de bicarbonato al día. Las personas que padecen de presión arterial alta, diabetes, problemas renales o cardíacos, que toman medicamentos recetados, las mujeres embarazadas y las madres lactantes deben evitar este remedio.

9. Jengibre y canela

Al igual que el jengibre, la canela tiene propiedades naturales que favorecen la pérdida de peso, en especial para quemar la grasa del abdomen 9. Se ha observado que ambas especias funcionan de manera sinérgica para estimular la circulación y eliminación de toxinas / grasas del torrente sanguíneo, estimular el proceso de peristalsis en el colon para eliminar el exceso de desechos, limpiar el sistema digestivo de microorganismos (hongos, parásitos) que pueden estar creando un ambiente tóxico y saboteando la pérdida de peso, favorecer la expulsión de la bilis desde la vesícula biliar para lograr una mejor digestión de las grasas y el resto de nutrientes, disminuir los niveles de azúcar en sangre en personas con trastornos metabólicos como la resistencia a la insulina y la diabetes tipo II, entre otros beneficios. Todo esto hace que la persona pueda adelgazar de manera más eficiente, en menos tiempo.

En adición, la canela y el jengibre contienen aceites esenciales únicos que ayudan a suprimir el apetito y calman los antojos, especialmente los antojos de dulces u otros alimentos con alto contenido calórico que tanto nos afectan cuando queremos adelgazar. Más en Jengibre y Canela: Propiedades, Beneficios, Contraindicaciones, Consumo, Combinaciones.

Si quieres perder peso y adelgazar la zona abdominal, es recomendable que incluyas esta combinación en tu rutina diaria. Una forma sencilla y saludable de lograrlo es beber té de jengibre con canela en ayunas, que puedes preparar fácilmente con raíz de jengibre fresco y corteza de canela; aunque se puede usar la canela en polvo, la corteza suele tener más aceites esenciales.

Así mismo, ambas especias se pueden agregar en numerosas preparaciones, por ejemplo:

  • Espolvorear ¼ de cucharadita de jengibre en polvo y ¼ de canela en el plato de cereal o avena durante el desayuno.
  • Agregarlos al té o café que bebes diariamente.
  • Mezclarlos con la mantequilla de maní o con un yogurt griego para merendar.
  • Añadirlos en zumos, ensaladas de frutas, batidos de proteínas, biscochos saludables.
  • Combinar jengibre, canela, salsa de soja, aceite de oliva y ajo para hacer un delicioso aderezo.

Nota: evite consumir grandes dosis de canela sin consultarlo primero con su médico; la canela puede interactuar con algunos medicamentos y no ser segura para personas que tienen ciertas condiciones de salud, por ejemplo personas con daño hepático o trastornos en la coagulación sanguínea.

10. Piña y jengibre

El uso de la piña como una fruta aliada durante la pérdida de peso es un tema controversial. Al tratarse de una fruta rica en fructosa, su consumo debe ser muy moderado, ya que de lo contrario podrías obtener el efecto contrario (subir de peso). Sin embargo, cuando se consume de manera estratégica, la piña sí puede tener ciertos beneficios para adelgazar, especialmente si se combina con una especia tan poderosa como el jengibre.

Por un lado, la piña es rica en fibra, agua, vitaminas esenciales y una enzima muy especial, conocida como bromelina, que favorece nuestros procesos digestivos. Por su parte, el jengibre tiene efecto termogénico en el cuerpo, favorece la quema de grasas y combate la inflamación. La unión de ambos ingredientes puede ayudarte a mantener la sensación de saciedad por más tiempo, acelerar el metabolismo, reducir la hinchazón del abdomen y promover una reducción de las medidas en el vientre a largo plazo.

Lo más importante es controlar la porción de piña que consumes y evitar tomarla en forma de jugos. Lo mejor es comerla en su estado natural para obtener toda la fibra, manteniendo una porción aproximada de 1 taza (80 calorías).

11. Jengibre y cúrcuma

Beber té jengibre y cúrcuma es una de las mejores recomendaciones para favorecer la pérdida de peso de forma natural. Al ser parientes cercanos, la cúrcuma posee muchos de los beneficios saludables del jengibre, de ahí que esta combinación sea un potente remedio para adelgazar.

  • Ambos tienen efecto termogénico en el cuerpo (aceleran el metabolismo y favorecen el gasto energético durante el día).
  • Ayudan a prevenir los trastornos relacionados con la obesidad al reducir la inflamación y el estrés oxidativo asociado 10.
  • Disminuyen el riesgo de desarrollar síndrome metabólico y diabetes, condiciones comunes que sabotean la pérdida de peso, o peor aún, que pueden conducir al sobrepeso y la obesidad.
  • Poseen efecto estimulante y antidepresivo, lo cual puede ser muy beneficioso para las personas que tienen un estado de sobrepeso vinculado a la depresión.

Además de estos beneficios, los investigadores han observado que la cúrcuma puede evitar la acumulación de grasa y promover el pardeamiento del tejido adiposo blanco (modula las actividades metabólicas en estos tejidos adiposos), así como acelerar la pérdida de peso inducida por los cambios en la dieta. Más detalles en Cúrcuma para Adelgazar

La infusión de raíz de jengibre con raíz de cúrcuma es una de las mejores opciones para obtener estos beneficios adelgazantes, pero no es la única alternativa. También es muy recomendable incluir ambas especias en la dieta para condimentar carnes, sopas, ensaladas, pescados, aderezos, etc.

12. Ajo y jengibre

Ambas especias son bien conocidas por su capacidad para fortalecer nuestro sistema inmunológico, aliviar los síntomas de la gripe y regular los niveles de presión arterial, sin embargo algunos estudios han observado que la combinación de ajo y jengibre también puede ayudarnos a adelgazar.

Entre los principales hallazgos que indican que el ajo puede tener un papel en la pérdida de peso se incluye su capacidad para disminuir los niveles de glucosa en sangre, mejorar la sensibilidad a la insulina y hacer que el cuerpo se vuelva más eficiente para descomponer el azúcar. Un estudio realizado en mujeres posmenopáusicas informó que consumir extracto de ajo podía incrementar la pérdida de peso cuando se combinaba con el ejercicio físico, mientras que otra investigación 11 realizada en ratones indicó que el consumo de un suplemento de ajo había causado una disminución en el peso y la grasa corporal de estos animales.

Cuando estas propiedades se combinan con los beneficios adelgazantes del jengibre, el resultado puede ser muy positivo. Una buena alternativa es beber té de ajo y jengibre, el cual puedes preparar fácilmente y en pocos minutos. Así mismo, se recomienda incluirlos como condimento en tus comidas de forma regular, por ejemplo en sopas, cremas, pastas y carnes. Es importante tener en cuenta que este tipo de remedios no te harán adelgazar por sí solos; es necesario mantener un estilo de vida saludable para ver los mejores resultados.

Nota: si estás tomando medicamentos recetados o padeces alguna condición de salud, consulta siempre a tu médico antes de consumir ajo y jengibre.

13. Sábila y jengibre

La sábila, o aloe vera, es una de las plantas más importantes en la medicina tradicional. Muchos se preguntan si, además de sus propiedades cicatrizantes, digestivas e hidratantes, también tiene efectos adelgazantes en el organismo. Lo cierto es que aunque la sábila no es tan potente como el jengibre, sí tiene propiedades que ayudan a perder peso.12 Por ejemplo:

  • Promueve la desintoxicación natural. Al ser una buena fuente de polisacáridos y antioxidantes, el aloe vera fortalece nuestro sistema inmunológico, favorece la eliminación de toxinas y previene la formación de radicales oxidantes libres.
  • Acelera el metabolismo. Se dice que la sábila puede aumentar nuestra tasa de metabolismo al aliviar problemas como el reflujo ácido, las úlceras, la gastritis, y regular los movimientos intestinales. Como resultado, el proceso de quemar calorías y grasas se vuelve más eficiente.
  • Combate el estreñimiento y mejora el funcionamiento intestinal. Debido a su efecto laxante natural, el jugo de sábila promueve las digestiones saludables y los movimientos intestinales regulares, manteniendo el estómago sano y los intestinos limpios.
  • Evita el consumo excesivo de calorías. Los compuestos de la sábila ayudan a disminuir los niveles de glucosa en nuestro torrente sanguíneo, combaten la acumulación de grasa, causan una sensación de saciedad y ayudar a reducir el número de calorías que ingerimos durante el día.

Estos beneficios, unidos a los beneficios del jengibre, actúan en conjunto para facilitar la pérdida de peso a largo plazo. La mejor forma de usar la sábila con raíz de jengibre para adelgazar consiste en extraer 2 cucharadas de jugo natural de la hoja de aloe, agregarle media cucharadita de jengibre molido, el jugo de medio limón, revolver bien para que se mezclen los ingredientes y beber de inmediato (evita saborear y en caso de ser necesario, bebe un poco de agua). Se puede tomar en ayunas, o 15 minutos antes de las comidas.

Otras personas prefieren beber el jugo de sábila y jengibre fresco recién licuado con un poco de agua, o combinarlos con espinacas, pepino y kale en un batido verde.

Nota: el consumo excesivo de aloe vera puede tener efectos secundarios en algunas personas, incluyendo calambres estomacales, diarreas, presión arterial baja; antes de usar la sábila y el jengibre para adelgazar consulta a tu médico, especialmente si padeces alguna condición de salud o estás amamantando.

14. Apio y jengibre

El jugo de apio y jengibre es una bebida excelente para apoyar tu pérdida de peso de manera inteligente y segura. Por un lado, el jengibre acelera tu metabolismo, incrementa la quema de grasas y reduce la hinchazón abdominal; el apio, por su parte, aporta muchísima fibra, te mantiene saciado sin aumentar el número de calorías, es diurético, favorece la desintoxicación natural y mejora el funcionamiento de los intestinos.

Preparar el jugo de jengibre y apio para adelgazar es muy fácil, solo necesitarás:

  • 2 tallos de apio
  • ½ pepino
  • ½ manzana verde
  • 3 rodajas de raíz de jengibre pelada
  • El jugo de ½ limón

Coloca todos los ingredientes en una licuadora y bate hasta obtener una mezcla homogénea (si es necesario agrega un poco de agua para diluir mejor el jugo). Bebe de inmediato, preferiblemente en ayunas.

No olvides incluir el apio y el jengibre en tu alimentación diaria; uno es ideal para comer a modo de snack, salteado con otros vegetales, en sopas, guisos y jugos verdes, mientras el otro le aporta un sabor intenso a las sopas, pescados, carnes asadas, aderezos y salsas.

15. Rábano y jengibre

Consumir rábano tiene beneficios específicos que favorecen la pérdida de peso, pero estas propiedades se ven fortalecidas cuando lo combinamos con el jengibre. Ambos tubérculos forman la pareja perfecta para ayudarte a rebajar esas libras de más en poco tiempo.

Muchas personas desconocen que el rábano tiene un efecto positivo sobre nuestro metabolismo al impulsar el funcionamiento del hígado y acelerar la quema de grasas. Esto, unido a sus propiedades diuréticas y saciantes, hace de él un buen aliado cuando queremos adelgazar. En adición, es un alimento con alto contenido de fibra y agua, muy bajo en calorías y rico en vitaminas / minerales esenciales.

La mejor forma de combinarlo con el jengibre para perder peso es preparar un jugo casero. Solo necesitarás:

  • 2-3 rodajas finas de jengibre fresco pelado
  • 2 rábanos pequeños, completamente limpios
  • El jugo de medio limón
  • 1-1½ de agua

Coloca estos ingredientes en una licuadora y bate hasta obtener un líquido homogéneo; bebe de inmediato para obtener todos los beneficios de este jugo adelgazante. Repite todos los días, preferiblemente en sustitución de una merienda. Recuerda combinarlos como parte de tu alimentación, ya sea en ensaladas, salteados de vegetales, sopas, asados, cremas, etc.

16. Jengibre con leche

Muchas personas desean comprobar los efectos adelgazantes del jengibre, pero les resulta muy difícil tomarlo en forma de té, combinado con otros remedios herbales o incluso comerlo como parte de su alimentación. En esos casos, siempre se puede recurrir a la preparación de bebidas un poco más elaboradas, pero igual de prácticas y saludables.

Un buen ejemplo de esto es el batido que te proponemos a continuación:

Ingredientes básicos

  • ½ banana o plátano maduro
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado o picado en trozos pequeños
  • 1 vaso de leche (leche de vaca baja en grasa o desnatada, leche vegetal de coco, almendra, avena, arroz, etc)

Coloca los ingredientes en una licuadora y bate hasta obtener un batido suave cremoso; en caso de ser necesario, agrega un poco de agua para diluir al gusto. Evita agregar azúcar u otro edulcorante que aporte calorías; por lo general la dulzura de la banana es suficiente para obtener un sabor agradable.

Se recomienda beber este batido durante el desayuno o como merienda entre comidas. Es bajo en calorías, te ayuda a combatir antojos y hace que tu cuerpo comience a quemar grasas de manera más eficiente. Como ves, el jengibre combinado con leche puede ser una opción divertida para incluirlo en tu rutina diaria.

Para ver los mejores resultados (pérdida de grasa, reducción de las medidas en la zona del vientre, mejorar composición corporal), recuerda mantener un estilo de vida saludable, alimentarte de forma balanceada y hacer ejercicio físico al menos 3-4 veces por semana.

17. Moringa y jengibre

Al igual que el jengibre, la moringa ha despertado gran interés en la comunidad científica debido a sus propiedades y beneficios saludables, incluyendo la pérdida de peso de forma natural. Al parecer, los hallazgos sobre el efecto adelgazante de la moringa son alentadores; varios estudios han informado que sus compuestos ayudan a controlar los niveles de glucosa e insulina en sangre, combaten el aumento de peso, ralentizan el proceso de gluconeogénesis en el hígado e impulsan el metabolismo.

Actualmente el mercado cuenta con numerosos suplementos a base de moringa para adelgazar, como píldoras, infusiones, semillas, extractos y polvos. En caso de que desees potenciar sus efectos con las propiedades quema-grasas del jengibre, estas son las mejores recomendaciones:

  • Té de moringa y jengibre. Se puede preparar con ambos ingredientes secos (en polvo), ambos ingredientes frescos (hojas de moringa y raíz de jengibre), o una combinación de ellos.
  • Jugo adelgazante de moringa, jengibre y limón.
  • Ensalada de vegetales con semillas de moringa y jengibre molido.
  • Batido verde de moringa, jengibre, pepino y apio.

18. Avena y jengibre

La avena es uno de los mejores alimentos que podemos consumir como parte de una alimentación saludable, y precisamente la pérdida de peso se encuentra este sus beneficios más populares. Esto no significa que comer avena nos haga adelgazar como por arte de magia, pero su consumo desencadena efectos en nuestro organismo que sí tienen un impacto sobre el peso corporal a largo plazo.

La avena es un cereal con alto contenido de fibra, de ahí que cause una sensación de saciedad durante horas y nos ayude a reducir el número de calorías que ingerimos entre comidas. Además, estabiliza los niveles de azúcar en sangre, reduce el colesterol, mejora la digestión, promueve el buen funcionamiento de los intestinos, nos ayuda a eliminar desechos y toxinas fuera del organismo, eleva nuestros niveles de energía y mejora el rendimiento físico durante el entrenamiento.

Teniendo en cuenta todas estas propiedades, salta a la vista que la avena y el jengibre forman una combinación poderosa cuando se trata de adelgazar. Una buena alternativa es comer la avena cocida, agregando algunas bayas y espolvoreando jengibre y canela molida; esta preparación es apta para un desayuno, una merienda o comida pre-entrenamiento.

Otro remedio muy popular es el agua de avena, a la cual le vamos a agregar jengibre para potenciar su efecto adelgazante.

Adelgazar con jengibre: contraindicaciones y efectos secundarios

Independientemente de si se usa como condimento en la cocina, suplemento natural o como remedio para bajar de peso, es importante tener en cuenta que el jengibre puede causar efectos adversos y estar contraindicado para algunas personas.

La primera recomendación es no exceder la dosis diaria de 4 gramos, ya que esta es la cantidad que la mayoría de los investigadores han identificado como segura. Ya sea que quieras obtener los beneficios adelgazantes del jengibre mediante infusiones, jugos, batidos verdes o a través de los alimentos, asegúrate de no consumir más de lo recomendado, especialmente si estás usando el jengibre en polvo. En caso contrario, pueden surgir algunos de los efectos secundarios más comunes, por ejemplo:

  • Acidez estomacal
  • Distensión en el abdomen
  • Ardor de estomago
  • Diarreas

Así mismo, evita consumir esta raíz para rebajar si estás siguiendo algún tratamiento médico; los compuestos del jengibre pueden interactuar con varios medicamentos recetados, como los medicamentos para la diabetes, la hipertensión arterial y los anticoagulantes. Si este es el caso, consulta siempre a tu médico antes de iniciar cualquier alternativa.

Por otro lado, las personas que padecen alguna condición de salud también deben proceder con cautela al utilizar dicho rizoma. Está contraindicado tomar jengibre de forma regular para adelgazar si:

  • Padeces de úlceras estomacales
  • Padeces algún trastorno hemorrágico
  • Tienes cálculos biliares
  • Tienes alguna enfermedad cardíaca
  • Estás embarazada o amamantando
  • Tienes una alergia conocida al jengibre
  • Experimentas sangrado profuso durante el período menstrual
  • Padeces de hemorroides

Nota: las contraindicaciones anteriores no significan que estas personas no puedan consumir el jengibre en absoluto para promover la pérdida de peso, sino que deben hacerlo con moderación, siempre observando cómo reacciona su cuerpo y siguiendo las recomendaciones de su doctor.

Más información en: Contraindicaciones del Jengibre – Efectos Secundarios y Dosis Correcta

Respuestas rápidas a preguntas Frecuentes

Si uso jengibre para adelgazar, ¿en cuánto tiempo veré resultados?

Teniendo en cuenta que cada persona es diferente, es imposible definir un período de tiempo exacto para comenzar a ver los resultados del jengibre. Recordemos que la pérdida de peso es un proceso en el que influyen varios factores, como la alimentación, la cantidad de ejercicio físico que se hace durante la semana, el estado de salud general, entre otros. Sin embargo, haciendo una revisión de las principales investigaciones científicas podemos llegar a la conclusión de que se necesitan al menos 2 semanas para empezar a ver resultados.

Siendo un poco más realistas, lo mejor sería extender su consumo durante 4 semanas (1 mes), ya que esto permitiría ver cambios notables en el porcentaje de grasa corporal y una reducción en las medidas del vientre. Cabe señalar que el jengibre no es una solución mágica para combatir el sobrepeso; también se necesita mantener un estilo de vida saludable si quieres perder peso rápido.

  • Mantén una dieta equilibrada, rica en fibra, carbohidratos integrales, grasas buenas y proteínas magras; reduce ligeramente el número de calorías totales que consumes a diario.
  • Haz ejercicio físico al menos 4 veces por semanas, durante 30 minutos como mínimo.
  • Elige tu receta favorita para tomar el jengibre (agua, té, jugo, batido) y asegúrate de beberlo cada mañana en ayunas, antes de las comidas o antes de ir a la cama. Siéntete libre de combinarlo con otros ingredientes para potenciar sus efectos quema-grasas.

Cada vez son más las personas que se deciden a probar los beneficios estimulantes, termogénicos y quema-grasas del jengibre. Es posible que desees investigar en internet y leer algunas de esas historias, testimonios y opiniones reales. Esto te permitirá tener otros puntos de comparación, conocer experiencias de éxito y descubrir nuevas formas de consumo.

¿Puedo tomar jengibre para adelgazar si estoy lactando?

Al igual que el embarazo, la lactancia puede suponer algunas restricciones sobre lo que comes y bebes, ya que muchos compuestos pueden pasar al bebé a través de la leche materna. En el caso específico del jengibre, existe cierto debate. Algunos investigadores aseguran que su uso durante la lactancia puede ser muy beneficioso para la madre y su hijo porque aumenta la producción de leche 13, sin embargo otros plantean que no se tiene evidencia suficiente como para afirmar que su uso sea seguro en esta etapa 14.

Sin una idea clara al respecto, lo mejor es proceder con cautela. Evita tomar el jengibre para adelgazar si estás amamantando a tu bebé. Esto no quiere decir que no puedas consumirlo en ningún momento, pero sin dudas lo mejor es usarlo en pequeñas dosis y no de forma diaria. Recuerda que el consumo excesivo de jengibre puede provocar efectos secundarios y exacerbar determinados problemas de salud.

¿Qué cantidad diaria de jengibre es segura para bajar de peso?

En general, la dosis recomendada de jengibre es de 4 gramos al día (como máximo), por tanto las personas que quieran usarlo como remedio para adelgazar deberán apegarse a estas mismas recomendaciones. La cantidad diaria de jengibre que se considera segura para bajar de peso oscila entre 1 y 4 gramos.

¡Aprende más sobre el jengibre!

(Haz clic en la imagen o el nombre del artículo para leerlo)

Referencias:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Gingerol
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3408800/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24615565
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK92775/
  5. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/jsfa.4597
  6. https://www.healthline.com/nutrition/lemon-water-for-weight-loss
  7. https://draxe.com/parsley-benefits/
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22941193
  9. https://www.metabolismjournal.com/article/S0026-0495%2817%2930212-3/fulltext
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3144156/
  11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6011244/
  12. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-607/aloe
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27505611
  14. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-961/ginger

Publicado por: Luis F. Leyva. Ultima revisión: mayo 4, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!