Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Remolacha (Betabel)

Si eres un amante de los vegetales, en especial de la remolacha, te invito a seguir leyendo para conocer sus características principales, los tipos de remolacha que existen, propiedades nutricionales, beneficios para la salud, opciones de consumo, así como preguntas frecuentes relacionadas con su cultivo y almacenamiento.

¿Qué es la remolacha?

La remolacha, también conocida como betabel, es un tubérculo de raíz comestible originario de las costas del norte de África, Asia y Europa.

Es un alimento muy nutritivo, utilizado como ingrediente en ensaladas, sopas, encurtidos, cremas, snacks y postres. La variedad más común de remolacha es de color rojo-morado y tamaño mediano, sin embargo existen remolachas de muchos colores, incluyendo dorado, rosado, rojo, blanco y rayado. Su diámetro puede variar desde el tamaño de un rábano hasta el de una papa extra grande.

Las remolachas tienen un sabor dulce y terroso, que recuerda al sabor del maíz. Además de su uso en la alimentación, son una fuente importante de sacarosa, de ahí que se utilicen para hacer azúcar refinado en varios países del mundo.

Características y datos de interés

  • La remolacha se cultiva desde hace más de 4000 años (año 2.000 aC) en la región mediterránea.
  • La planta es comestible en su totalidad, desde las hojas hasta la raíz.
  • En la antigüedad, la raíz de remolacha no se usaba como alimento, sino como medicamento para tratar dolores comunes, por ejemplo el dolor de cabeza y el dolor de muelas.
  • Actualmente es un producto muy versátil que no solo se usa como alimento, también sirve como materia prima para fabricar azúcar y como alimento para los animales.
  • La remolacha más grande del mundo fue cultivada en Reino Unido en el año 2001, y pesó más de 51 libras.
  • Varios estudios han demostrado que los altos niveles de antioxidantes y agentes antiinflamatorios únicos que se encuentran en la remolacha contribuyen a la prevención de muchos tipos de cáncer.

Tipos de remolacha

No todas las remolachas son de color rojo-morado; existen variedades con diferentes tamaños y colores, incluyendo remolachas amarillas y hasta deslumbrantes remolachas rayadas. Conoce a continuación las características principales de los tipos de remolachas más populares:

  • Remolachas rojas o moradas. Estas son las remolachas más comunes. Tienen un sabor dulce-terroso, y su característica más especial es el color rojo-vino intenso. Se pueden utilizar de muchas formas en la cocina, ya sea como ingrediente en ensaladas, en guisos, sopas, salteado de vegetales, cremas de verduras, etc.
  • Remolachas doradas. Las remolachas doradas son menos dulces que las remolachas rojas; su sabor es más suave, menos terroso, pero siguen siendo una opción excelente para agregar un toque de color a nuestras comidas y ensaladas.
  • Remolacha rayada. Las remolachas rayadas o remolachas Chioggia son naturalmente rayadas, algunas tienen una combinación sutil de amarillo con naranja, mientras que otras lucen tonalidades brillantes de amarillo, rojo y crema. Se utilizan como cualquier otra remolacha, y desafortunadamente las rayas suelen desvanecerse, o incluso desaparecer, durante la cocción.
  • Remolachas baby. Cualquier tipo de remolacha puede ser una “remolacha bebé”, ya que estas son remolachas que se extraen del campo antes de tiempo. La ternura de sus hojas y tallos las convierte en una adición muy frecuente en ensaladas de vegetales frescos.
  • Remolacha azucarera: La remolacha azucarera o remolacha de azúcar se parece más a un nabo que a una remolacha. Su coloración es blanquecina y tiene una estructura cónica. Generalmente estos tubérculos solo se cultivan de forma comercial para la producción de azúcar; alrededor del 20% de la producción mundial de azúcar proviene de la remolacha azucarera y el otro 80% proviene de la caña de azúcar.

Propiedades nutricionales de la remolacha

El betabel es un vegetal de raíz altamente nutritivo. Son una excelente fuente de vitaminas (vitamina C, vitaminas del complejo B) y minerales (ácido fólico, manganeso, hierro, fósforo, cobre y potasio).

También son ricas en antioxidantes y compuestos fitoquímicos como las antocianinas, los carotenoides, la luteína/zeaxantina, la glicina y la betaína. Son ricas en fibra dietética, bajas en grasa, en colesterol y en calorías, sin embargo tienen el mayor contenido de azúcar de todos los vegetales, de modo que son relativamente altas en carbohidratos.

Información nutricional de la remolacha (1 taza o 136 g):

  • Calorías: 59
  • Grasa: 0.2 g
  • Colesterol: 0 mg
  • Sodio: 106 mg (4%)
  • Potasio: 442 mg (12%)
  • Fósforo: 45 mg
  • Carbohidratos: 13 g (4%)
  • Fibra dietética: 3.8 g (15%)
  • Azúcar: 9 g
  • Proteína: 2.2 g (4%)
  • Vitamina A: 45 IU
  • Vitamina C: 11%
  • Calcio: 2%
  • Hierro: 6%
  • Vitamina B-6: 5%
  • Magnesio: 7%

¿Para qué sirve la remolacha? Beneficios y usos

Entre los beneficios saludables de la remolacha se incluyen:

  • Ayuda a bajar la presión arterial: la remolacha es abundante en potasio y en ciertos nitratos que tienen la propiedad de convertirse en óxido nítrico una vez que entran en el cuerpo. El óxido nítrico y el potasio ayudan a relajar y dilatar los vasos sanguíneos, lo que reduce la presión arterial y previene la hipertensión. Un estudio de la American Heart Association mostró que las personas con presión arterial alta podían registrar una caída significativa en su presión arterial sistólica si tomaban 250 ml de jugo de remolacha diariamente como parte de su dieta.1
  • Promueve la desintoxicación del hígado. Las betaínas presentes en la remolacha estimulan las funciones del hígado, mientras que la pectina (fibra soluble en agua) ayuda a eliminar las toxinas del hígado. Según este estudio2, el consumo regular de remolacha ayuda a sanar las enfermedades del hígado y puede revertir el hígado graso.
  • Previene la anemia. Las remolachas rojas tienen una cantidad significativa de hierro, lo que ayuda a prevenir la anemia y aumenta la regeneración de los glóbulos rojos. Además, su aporte de vitamina C favorece la absorción de este hierro en el cuerpo. Sin lugar a dudas, es un vegetal a incluir en tu alimentación.
  • Ayuda a prevenir el cáncer. Algunas investigaciones3 han revelado que la remolacha es buena para prevenir el cáncer de piel, de pulmón y de colon ya que contiene betacianinas, un pigmento que contrarresta el crecimiento de las células cancerosas. De hecho, se ha observado que el jugo de remolacha inhibe las mutaciones celulares causadas por los nitratos que actúan como conservantes en las carnes.
  • Mejora la salud del corazón. La betaína presente en la remolacha es un poderoso compuesto bioactivo que ayuda a reducir los niveles de homocisteína en el cuerpo.4 Los altos niveles de homocisteína pueden causar problemas cardiovasculares como aterosclerosis, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Así mismo, la fibra de la remolacha reduce los triglicéridos y elimina el exceso de colesterol LDL (malo).
  • Aumenta la resistencia y los niveles de energía. Beber jugo de remolacha mejora el rendimiento físico en las personas, especialmente en corredores, nadadores y ciclistas, al aumentar su consumo de oxígeno hasta en un 16%.5 También proporciona la energía necesaria para realizar actividades deportivas prolongadas debido a su alto contenido de carbohidratos.
  • Promueve la salud del cerebro. A medida que las personas envejecen, disminuye su flujo de sangre hacia el cerebro, causando una disminución de la capacidad cognitiva. Se sabe que la remolacha puede mejorar la neuroplasticidad cerebral gracias a su contenido de nitratos. Estos compuestos ayudan a aumentar la oxigenación de la corteza somato-motora, un área del cerebro que a menudo se ve afectada en las primeras etapas de la demencia.6
  • Actúa como afrodisiaco. Al igual que otras hortalizas, este tubérculo ha sido utilizado como estimulante o afrodisíaco natural durante milenios. Al parecer el boro, un mineral abundante en la remolacha, puede aumentar nuestra producción de hormonas sexuales, elevar la libido, mejorar la movilidad de los espermatozoides y fomentar la fertilidad.
  • Impulsa la desintoxicación de la sangre. La betaína presente en la remolacha promueve la limpieza natural del hígado, y esto a su vez ayuda a desintoxicar la sangre.
  • Previene los defectos de nacimiento. La deficiencia de folatos puede provocar varios defectos de nacimiento.7 Al ser ricas en vitaminas B y folatos, las remolachas pueden ser un alimento muy bueno durante el embarazo para favorecer el desarrollo normal del bebé.
  • Promueven la pérdida de peso. La fibra y algunos nutrientes (magnesio y potasio) de la remolacha pueden ayudarte a bajar de peso. No solo promueven la desintoxicación del organismo y combaten la retención de líquidos, sino que aceleran el metabolismo y la quema natural de grasas. Nota: debido a que la remolacha es alta en carbohidratos no se recomienda su consumo de manera excesiva.
  • Fortalece el sistema inmune. La remolacha es una excelente fuente de vitamina C, la cual estimula la actividad de los glóbulos blancos y fortalece nuestra inmunidad ante las infecciones virales, bacterianas, fúngicas y protozoarias. A esto se suman el aporte saludable de vitaminas B y sus poderosos antioxidantes.
  • Reduce la degeneración macular. El beta-caroteno (tipo de vitamina A) presente en la remolacha ayuda a reducir o ralentizar la degeneración macular en los ojos como una consecuencia de los radicales libres y el proceso de envejecimiento prematuro.8
  • Disminuye la fragilidad capilar. Sus flavonoides y la vitamina C ayudan a mantener la estructura de los capilares, que son los vasos sanguíneos más pequeños en el cuerpo.9
  • Promueve la salud ósea. Algunos minerales que encontramos en la remolacha, como el boro, el cobre y el magnesio, ayudan a que los huesos se desarrollen normalmente y aumentan el metabolismo óseo. Por su parte el potasio, ayuda a conservar el calcio dentro del cuerpo y reduce su pérdida a través de la orina.

¿Cómo consumir la remolacha?

La remolacha se puede comer de muchas maneras, solo asegúrate de eliminar la piel delgada antes de consumirla.

  • Ensaladas y sopas: la remolacha se puede rebanar o rallar para agregarla a una ensalada; para esto algunas personas prefieren cocinarla y otras la comen cruda directamente después de pelarla. También se puede agregar como ingrediente extra a una sopa.
  • Remolachas asadas o al vapor: se puede asar entera o cortada en rodajas junto a otras hortalizas.
  • Remolacha en escabeche: puedes hacer un encurtido de remolacha casero usando vinagre.
  • Jugo de remolacha: para hacer jugo de remolacha solo debes agregar trozos del tubérculo en una licuadora, acompañar con otros vegetales o frutas (zanahoria, manzana, pepino), añadir agua y licuar hasta obtener la consistencia de jugo deseada.
  • Hojas de remolacha: las hojas frescas de la remolacha se pueden utilizar como guarnición o en ensaladas.
  • Postres: la remolacha se utiliza comúnmente en los pasteles de chocolate y otras recetas de postres veganos, ya que combina bien y aporta un sabor más profundo.

Receta de ensalada de betabel:

Efectos secundarios

  • Orina y heces de color rosa: la remolacha roja puede hacer que la orina y las heces muestren un tinte rosado, pero esto es temporal y totalmente inofensivo.
  • Cálculos en los riñones: al contener oxalatos, el consumo excesivo de remolacha puede causar cálculos en los riñones y en la vejiga.
  • Alergia: algunas personas desarrollan erupciones, urticaria, picazón o escalofríos cuando comen remolacha.
  • Hipotensión: debido a su capacidad para reducir la presión arterial, las personas que toman medicamentos para la presión arterial deben tener precaución al comerla.
  • Picos de azúcar en la sangre: las remolachas son ricas en azúcar y su índice glucémico es relativamente alto, de ahí que su consumo excesivo pueda causar un aumento repentino en los niveles de azúcar en la sangre.
  • Embarazo: algunas mujeres embarazadas pueden presentar sensibilidad a los altos niveles de nitratos en estos tubérculos.
  • Flatulencias: comer demasiada remolacha puede causar indigestión, malestar estomacal, heces blandas y flatulencia debido su alto contenido de fibra.
  • Gota: al ser ricas en oxalatos, pueden conducir a la acumulación de ácido úrico en el cuerpo y empeorar los casos de gota.

Imágenes de la remolacha

(Haz clic en la imagen para verla en tamaño completo)

Preguntas frecuentes

¡Aprende más sobre los tubérculos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del tubérculo para conocerlo en detalle)

Referencias:

  1. http://hyper.ahajournals.org/content/early/2014/11/24/HYPERTENSIONAHA.114.04675
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0367326X05002340
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21434853
  4. https://link.springer.com/article/10.1007/s11130-010-0156-6#page-1
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19661447
  6. https://doi.org/10.1093/gerona/glw219
  7. https://link.springer.com/article/10.1023/A:1003063008648
  8. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814606003335
  9. http://hortsci.ashspublications.org/content/35/4/588.short

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

Por favor ¡Regálanos 5 estrellas!

Remolacha (Betabel)
5 (100%) 2 votes