Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Ajos y Cebollas

¿Dispuesto a sacrificar el olor a cambio de sentirte mejor? Si bien algunas personas prefieren no combinar los ajos y las cebollas para evitar el inconfundible aroma en el aliento, lo cierto es que existe más de una razón para juntar ambas verduras.

Dado el creciente número de estudios y publicaciones que hablan sobre las propiedades saludables del ajo y la cebolla por separado, no es de extrañar que su unión ayude a incrementar tales beneficios y permita lograr mejores resultados.

Ajo y cebolla: ¿por qué se considera una combinación especial?

En los últimos años se ha hablado mucho sobre la importancia de incluir frutas y verduras coloridas en nuestra alimentación, pues mientras más vibrantes sean los colores en el plato, mayor será el contenido de compuestos saludables 1. Teniendo esto en mente, se podría pensar que dos vegetales tan pálidos como la cebolla y el ajo no tienen mucho que ofrecer, pero la evidencia científica ha observado que, en realidad, ocurre todo lo contrario.

Los ajos y las cebollas forman parte de la familia Allium, donde también se incluyen el puerro, las chalotas y el cebollino. Una característica muy especial que distingue a esta familia es el alto contenido de compuestos organosulfurados, los cuales han sido estudiados por su potencia y su capacidad para crear reacciones positivas en nuestro organismo 2 3.

Así mismo, se sabe que ambos son una excelente fuente de vitaminas, minerales esenciales y compuestos activos. Por ejemplo las cebollas, tanto blancas, amarillas como moradas, son ricas en vitamina C, vitamina B6, folato, manganeso, fósforo y calcio 4, mientras que el ajo también es una gran fuente de vitamina C, vitamina B1, B5, B6, manganeso, selenio, cobre, fósforo, potasio, calcio y hierro 5.

Otra de las ventajas de consumir ajo y cebolla cada día es su contenido de antioxidantes. Todos hemos escuchado hablar sobre la importante función que desempeñan estos compuestos en el organismo, ayudando a combatir el daño causado por los radicales libres, disminuir los procesos inflamatorios y prevenir el desarrollo de numerosas enfermedades 6 7.

6 Beneficios saludables de las cebollas y los ajos

El ajo y la cebolla exhiben tantas propiedades saludables, que a menudo son considerados como “alimentos medicinales”, especialmente en culturas donde el uso de la medicina tradicional sigue arraigado. Un buen ejemplo de esto es la medicina Ayurveda.

En general, estos son los beneficios que la ciencia y la tradición le atribuyen a la poderosa combinación:

1. Lucha contra el cáncer

Diferentes investigaciones han informado sobre la acción anticancerígena de ambos bulbos. Según declaraciones del Instituto Americano de Investigación para el Cáncer (American Institute of Cancer Research), los compuestos activos de las verduras Allium, especialmente el ajo y la cebolla, pueden retrasar o detener la proliferación de células cancerosas en varias zonas del cuerpo, como los pulmones, el colon, el esófago y los senos. Se ha observado que pueden reducir la velocidad a la que crecen los tumores cancerosos, e incluso detener su crecimiento por completo 8 9.

Específicamente el ajo, parece ser un arma prometedora contra el cáncer colorrectal y gástrico 10.

2. Prevención de las enfermedades cardíacas

Incluir ajo y cebolla de forma regular en la dieta ayuda a prevenir las enfermedades del corazón. Ambos son ricos en flavonoides, compuestos antioxidantes que han sido vinculados con un menor riesgo de enfermedad cardíaca. En adición, estos vegetales ayudan a mantener la flexibilidad de las arterias, regulan los niveles de presión arterial, ayudan a reducir los niveles de colesterol y tienen propiedades anticoagulantes 11 12. Como ves, su consumo promueve un conjunto de efectos muy beneficiosos para prevenir la formación de coágulos, los ataques cardíacos y otras condiciones del sistema cardiovascular.

3. Protección contra las infecciones

Por separado, cada uno goza de excelente reputación como agente anti-fúngico, anti-bacteriano y anti-viral 13; sin embargo, el poder se duplica cuando el ajo y la cebolla van de la mano. Desde la gripe y el resfriado, hasta las infecciones por hongos y la proliferación de bacterias patógenas, como el estafilococo, existen muchas infecciones comunes que se pueden prevenir y aliviar con cebolla y ajo 14 15.

Artículo recomendado: El Ajo como Antibiótico – Hallazgos, Beneficios, Ventajas y Contraindicaciones

Ajos y Cebollas para la Salud

4. Protección de la salud intestinal

Gracias a su contenido de fibra prebiótica, los ajos y las cebollas también favorecen nuestra salud intestinal. Este tipo de fibra sirve como alimento para las bacterias beneficiosas (probióticas) del intestino 16, ayudando a mantener un bioma intestinal saludable, así como un mejor funcionamiento del organismo.

Algunos investigadores han señalado que el tipo de fibra prebiótica que encontramos en el ajo y la cebolla puede ser incluso más beneficiosa para el intestino que la fibra de algunas frutas, verduras y granos integrales 17.

5. Eliminación de toxinas

Incluir estas especias en tus comidas es una forma natural y sencilla de impulsar la eliminación de toxinas fuera del organismo. Cuando tenemos un alto nivel de toxinas y desechos circulando en nuestro cuerpo somos más propensos a enfermarnos o experimentar síntomas molestos. Aunque órganos como los riñones y el hígado trabajan constantemente para desintoxicar la sangre, vale la pena consumir alimentos que apoyen y favorezcan su buen funcionamiento.

Te puede interesar: ¿Dormir Con Cebolla en los Pies Tiene Beneficios Reales?

6. Lucha contra la diabetes

Otro de los beneficios a tener en cuenta, especialmente cuando la diabetes se ha convertido en un problema de escala global, es el poder antidiabético de esta alianza pungente. Los hallazgos científicos indican que tanto el consumo regular como la suplementación con ajo y cebolla (crudos, cocidos, cápsulas, extractos) pueden ayudar a regular los niveles de glucosa en sangre, disminuir los niveles de lípidos y combatir la resistencia a la insulina en pacientes con diabetes tipo 2 18 19 20.

Para conocer otros beneficios, sigue leyendo en:

Añadiendo más ajo y cebolla a tu dieta

Los sabores del ajo y la cebolla se complementan muy bien, por lo que unirlos en un mismo plato no será problema. De hecho, en muchas cocinas ambos suelen ser la base para preparar la mayoría de recetas. A partir de hoy empieza a combinarlos en:

  • Salsas
  • Sofritos
  • Salteados de vegetales
  • Sopas y guisos
  • Aliños para carnes
  • Ensaladas

Antes de cocinar el ajo, asegúrate de cortarlo / triturarlo y dejarlo reposar durante varios minutos para que se libere la alicina, uno de sus compuestos activos más beneficiosos. Más detalles sobre cómo aprovecharlo al máximo en Beneficios del Ajo.

Aunque no existe una cantidad recomendada de ajo y cebolla al día, es buena idea consumir al menos 2 cucharaditas de ajo picado y ½ taza de cebolla picada a diario.

Otras formas de consumo populares, más allá de la cocina, son el , los jarabes, las tinturas y los suplementos de ajo y cebolla.

Video-receta recomendado – Tortilla Casera de Ajo y Cebolla

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Para qué sirve la combinación de ajo, cebolla y limón?

Cada uno de estos ingredientes es reconocido por sus increíbles propiedades saludables, pero ¿sabías que al unirlos podemos obtener beneficios incluso más potentes? Su alto contenido de vitaminas, minerales, fibra, compuestos activos y otros nutrientes esenciales, hacen de este trío un verdadero escudo protector que nos ayuda a prevenir y aliviar diferentes enfermedades.

Un remedio muy popular es este jarabe de ajo, cebolla y limón para combatir los síntomas de la gripe y el resfriado común.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla (preferiblemente cebolla morada)
  • 3 limones
  • ½ taza de miel pura

Ver: Cebolla Morada – Propiedades y Nutrientes Que la Hacen Tan Especial

Pasos

  1. Pela los dientes de ajo y tritúralos con ayuda de un mortero hasta obtener una pasta espesa. A continuación pela la cebolla y rállala sobre el ajo.
  2. Agrega el jugo de los limones y la miel a la mezcla, revolviendo para integrar totalmente.
  3. Cubre el recipiente y deja reposar durante toda la noche.
  4. A la mañana siguiente, cuela bien la mezcla y guarda el jarabe resultante en un frasco de vidrio con tapa hermética.

Puedes tomar 1 cucharada al día para prevenir un posible contagio de la gripe, el resfriado, o aumentar la dosis a 3 cucharadas diarias (1 con cada comida) para aliviar los síntomas. Este jarabe tiene acción antigripal, antitusiva, expectorante, y se puede almacenar en el refrigerador durante aproximadamente 30 días.

Nota: También se puede tomar en ayunas para prevenir la formación de coágulos, mejorar la apariencia de la piel y el cabello, elevar los niveles de energía y promover la expulsión de toxinas. Recuerda, en caso de tomar medicamentos o padecer una condición de salud, nunca debes tomar este u otro jarabe sin antes consultar a tu médico.

Ver más adelante:

Otras combinaciones populares con ajo y cebolla son:

  • Ajo, cebolla y jengibre. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, regular los niveles de glucosa, combatir el daño oxidativo y aliviar dolores e inflamación en el cuerpo, entre otros beneficios.
  • Ajo, cebolla y miel. Calma la tos, la congestión nasal y el dolor de garganta.

También te puede interesar: Jengibre – Qué es, Propiedades, Usos, Contraindicaciones, Origen …y Más

Beneficios de la combinación de ajos y cebollas

¿Qué es mejor: ajos y cebollas crudos o cocidos?

Aunque el ajo y la cebolla cocidos conservan una parte de sus nutrientes, comerlos en su forma natural (crudos) permite un mejor aprovechamiento de las propiedades saludables.

  • Se ha observado que la cocción provoca la pérdida de algunas vitaminas en el ajo, especialmente las vitaminas B y C.
  • El ajo cocido presenta una concentración de alicina inferior a la del ajo crudo.
  • La cocción de la cebolla disminuye ligeramente su contenido de compuestos sulfúricos.

¿Unir la cebolla y el ajo tiene contraindicaciones?

Aunque comer ajo y cebolla juntos se considera un hábito seguro en la gran mayoría de los casos, sí existen algunas contraindicaciones y advertencias a tener en cuenta.

De manera general, su consumo excesivo puede ser contraproducente si:

  • Tienes un estómago sensible o padeces alguna condición gastrointestinal (síndrome del intestino irritable, gastritis, reflujo ácido). Las cebollas y el ajo son ricos en FODMAP, un tipo de carbohidratos que muchas personas no asimilan bien. Comerlos en grandes cantidades puede causar efectos secundarios, incluyendo exceso de gases, hinchazón, diarrea y estreñimiento. Incluso el ajo y la cebolla en polvo pueden causar estas reacciones.
  • Tomas medicamentos para adelgazar la sangre. Ambos vegetales tienen propiedades anticoagulantes.
  • Estás amamantando a un bebé pequeño. Las grandes porciones de cebolla y ajo en la comida de la madre pueden causarle cólicos al bebé.

Las personas con una alergia conocida al ajo, a la cebolla o a los vegetales de la familia Allium deben evitar su consumo por completo. Téngase en cuenta que las reacciones alérgicas también pueden producirse mediante el contacto.

Más información sobre el tema en:

¡Aprende más sobre el ajo, la cebolla y otros bulbos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del bulbo para conocerlo en detalle)

Referencias:

  1. https://foodinsight.org/eat-a-rainbow-functional-foods-and-their-colorful-components/
  2. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814618318430
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3731019/
  4. https://nutritiondata.self.com/facts/vegetables-and-vegetable-products/2501/2
  5. https://nutritiondata.self.com/facts/vegetables-and-vegetable-products/2446/2
  6. https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf980344x
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6269925/
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15373701
  9. https://cancerres.aacrjournals.org/content/18/11/1301
  10. https://www.aicr.org/enews/2016/11-november/enews-4-reasons-eating-garlic-for-good-health.html
  11. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780123742285000184
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4130174/
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6669596
  14. https://www.researchgate.net/publication/311535680_Antibacterial_Effect_of_Onion
  15. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1286457999800033
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3705355/
  17. https://www.kcl.ac.uk/news/some-types-of-fibre-more-beneficial-for-gut-health-than-others
  18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5642189/
  19. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19627203
  20. https://www.diabetes.co.uk/news/2015/mar/onions-could-lower-blood-glucose-and-cholesterol-levels-91532372.html

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: octubre 13, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!