Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Ajo en el embarazo

El embarazo es una etapa muy especial en la vida de cualquier mujer. El crecimiento y la adecuada formación del futuro bebé requieren que la madre adopte ciertos cambios en su estilo de vida, especialmente en la alimentación. Como bien sabes, no solo es importante incrementar el tamaño de las porciones, sino también prestar atención a lo que se come.

Precisamente en este artículo estaremos hablando sobre un ingrediente muy común en nuestra dieta: el ajo. Sigue leyendo a continuación para conocer posibles beneficios saludables, formas de consumo, dosis recomendadas, algunas contraindicaciones a tener en cuenta y preguntas frecuentes sobre el ajo en el embarazo.

¿Es seguro comer ajo en el embarazo?

Además de agregar un increíble sabor a las comidas, al ajo (específicamente al ajo crudo) se le atribuyen excelentes propiedades saludables 1. No es de extrañar que muchos quieran consumirlo a diario como parte de su rutina. Pero, ¿se considera seguro que las mujeres embarazadas lo consuman?

La respuesta es sí. El ajo se puede consumir de forma segura en el embarazo y la lactancia, siempre y cuando se controle el tamaño de la porción 2. Cuando no se excede la cantidad habitual que usamos para preparar cualquier receta, el ajo no ofrece peligro para el feto ni para la embarazada.

Esto es especialmente cierto durante las primeras etapas del embarazo. Se sabe que los alimentos e ingredientes que se ingieren al inicio de la gestación tienen un efecto menor en el feto, en comparación con los trimestres posteriores. Durante el segundo y tercer trimestres, el consumo regular de ajo crudo puede aumentar el riesgo de presión arterial baja y adelgazamiento de la sangre en algunos casos 3. La evidencia científica indica que el ajo posee propiedades anti-hipertensivas y anticoagulantes 4 5.

Ver más adelante:

¿El ajo tiene beneficios saludables para las embarazadas?

Gracias al potencial de sus compuestos bioativos, se dice que el ajo puede ayudar a tratar problemas de salud que generalmente ocurren durante el embarazo, como la mala circulación sanguínea y la presión arterial elevada.

Diferentes investigaciones han informado que el compuesto alicina presente en el ajo crudo tiene propiedades antibióticas, anticoagulantes, antioxidantes, anticancerígenas, antidiabéticas, circulatorias e inmunoestimulantes, entre otras.

Aquí están 9 beneficios saludables de comer ajo durante el embarazo:

1. Reduce el riesgo de preeclampsia

La preeclampsia o presión arterial alta es una afección potencialmente peligrosa que afecta a casi 1 de cada 10 mujeres embarazadas. Consumir ajo de forma regular puede ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar preeclampsia, y prevenir sus complicaciones asociadas (restricción del crecimiento fetal, parto prematuro, desprendimiento de la placenta, síndrome de HELLP, eclampsia, daños a órganos, enfermedad cardiovascular) 6 7.

2. Favorece el aumento de peso del bebé

La investigación científica ha observado que si una mujer come ajos, el riesgo de que su bebé nazca con bajo peso o de forma prematura es mucho más bajo. Se ha observado que el extracto de ajo es capaz de mejorar la actividad de las enzimas y estimular el crecimiento de las células placentarias 8.

3. Aporta calcio

Muchos no lo saben, pero el ajo fresco es rico en calcio 9, un mineral esencial para la madre y el bebé. En primer lugar, el calcio es necesario para apoyar la salud de los sistemas musculo-esquelético, nervioso y circulatorio de la mujer. En el caso del feto, el calcio no solo favorece su formación adecuada; también ayuda a que se desarrolle más rápido 10.

La Asociación Americana para el Embarazo (American Pregnancy Association) ha informado que las mujeres embarazadas que no consumen suficiente calcio tienen un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis más adelante en la vida 11.

4. Mejora la circulación sanguínea

El ajo ha demostrado ser un gran estimulante natural para el flujo sanguíneo. Tener una buena circulación sanguínea es esencial para el bienestar de la madre y el proceso de gestación en general; sin embargo, casi todas las mujeres experimentan mala circulación en esta etapa. Incluir el ajo en tu dieta de forma regular puede ser una medida de prevención simple, sabrosa y efectiva.

En el embarazo se producen varios cambios que afectan el flujo sanguíneo venoso. Esto suele causar estancamiento de la sangre, hinchazón de las piernas y un mayor riesgo de desarrollar varices, entre otros trastornos del sistema circulatorio 12.

Consumir ajo en el embarazo

5. Ayuda a controlar la fatiga

Muchas mujeres aseguran que el ajo es un gran aliado para aliviar los síntomas de fatiga tan comunes en el embarazo. Aquí se incluyen los mareos, las náuseas, los vómitos y el cansancio.

6. Fortalece la inmunidad / Ofrece protección antiviral, antifúngica y antibacteriana

Se ha observado que los compuestos antioxidantes del ajo mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico, ayudando a combatir gérmenes, prevenir enfermedades y eliminar un mayor número de toxinas. Así mismo, se sabe que la alicina del ajo exhibe un increíble efecto antimicrobiano, de ahí que ayude a frenar el contagio y la proliferación de infecciones comunes que puedan afectar la salud de la madre y del feto en crecimiento 13. Es un buen aliado contra el resfriado, la gripe, y las infecciones por hongos o levaduras.

Te puede interesar: El Ajo como Antibiótico – Hallazgos, Beneficios, Ventajas y Contraindicaciones

7. Reduce los niveles de colesterol en sangre

Por otra parte, la alicina también ayuda a eliminar la placa acumulada en las arterias y reduce los niveles de colesterol 14. Todas las embarazadas deben mantener el colesterol en sangre bajo control. Este efecto, unido a su capacidad para regular los niveles de presión y mejorar la circulación, hace que comer ajo en el embarazo ayude a disminuir el riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

8. Previene la caída del cabello

Algunas mujeres embarazadas experimentan una pérdida significativa de cabello, ya sea durante y/o después del embarazo. El ajo, al igual que otros bulbos de la familia Allium, es rico en compuestos de azufre, un mineral esencial para mantener la buena salud del cabello 15. Es recomendable comerlo si necesitas combatir la caída y promover el crecimiento de pelo nuevo.

Artículos relacionados:

9. Ofrece protección natural contra el cáncer

Por último, pero no menos importante, la prevención del cáncer es otra de las propiedades más relevantes del ajo, algo especialmente beneficioso en el embarazo. Numerosos estudios han informado que comer ajo crudo regularmente puede protegernos de algunas formas de cáncer, sobre todo el cáncer de colon 16. Así mismo, algunos científicos han confirmado que comer cebolla, cebollín y ajo puede reducir en gran medida el riesgo de cáncer de estómago y esófago.

¿Cuántos dientes de ajo crudo se puede comer al día?

Aunque la cantidad adecuada puede variar dependiendo de cada caso, la dosis recomendada de ajo en el embarazo es de 2 a 4 dientes diarios. Esta dosis permite aprovechar los beneficios potenciales, sin llegar a experimentar efectos secundarios.

Dependiendo del producto, otras dosis de ajo a tener en cuenta son:

  • 600 – 1,200 miligramos de extracto de ajo envejecido, al día.
  • 03 – 0.12 mililitros de aceite esencial de ajo, 3 veces al día
  • 20 mililitros de tintura de ajo, al día
  • 400 miligramos de ajo en forma de tabletas liofilizadas, 3 veces al día.

En cualquier caso, recuerda consultar al médico sobre cuál podría ser la dosis de ajo más adecuada para tu embarazo. Estas recomendaciones pueden variar dependiendo de factores específicos, por ejemplo el estado de salud general, el uso de algún tratamiento, la sensibilidad individual a los compuestos del ajo, etc.

Te puede interesar:

¿El ajo puede tener contraindicaciones y efectos secundarios en el embarazo?

Tal y como hemos visto a lo largo del artículo, el consumo moderado de ajo se considera beneficioso y seguro, incluso en el embarazo 17. Aun así, se advierte que existen contraindicaciones y posibles efectos secundarios, sobre todo cuando se toma ajo crudo.

Entre las principales precauciones y advertencias a considerar están:

  • Cuando se consume en exceso, el ajo puede causar molestias gastrointestinales significativas.
  • El ajo tiene propiedades anticoagulantes. Esto significa que puede aumentar el riesgo de sangrado o hemorragia. Evita consumir ajo antes, durante y después del parto, al igual que en caso de algún procedimiento quirúrgico o la cesárea.
  • El ajo, incluyendo los suplementos, puede interactuar con medicamentos anticoagulantes y aumentar su efecto.
  • Comer mucho ajo puede resultar en niveles de presión arterial y glucosa en sangre demasiado bajos.
  • Las mujeres embarazadas con cierta sensibilidad, o una alergia conocida al ajo, siempre deben evitarlo.

*Durante el embarazo no se deben ingerir dosis de ajo que excedan la cantidad que podrías consumir en tu dieta diaria normal. Ante cualquier duda o inquietud, no dudes en consultar primero a tu médico.

Más detalles en: ¿Conoces las Contraindicaciones del Ajo? Efectos Secundarios, Dosis y Precauciones

Consejos para comer ajo en el embarazo

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Las pastillas de ajo son buenas durante el embarazo?

Los suplementos de ajo (píldoras, cápsulas) se suelen utilizar para prevenir algunas afecciones comunes en el embarazo, como la hipertensión y la preeclampsia. Pero cabe señalar que su uso excesivo o ininterrumpido puede ser contraproducente para la madre y el feto en crecimiento. Si estás pensando en tomar píldoras de ajo durante el embarazo, por favor consulta a tu médico.

¿Qué pasa si como demasiado ajo estando embarazada?

Ingerir demasiado ajo puede causar diferentes síntomas y efectos adversos. Aquí se incluyen:

  • Mal aliento
  • Olor corporal
  • Diarreas
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Ardor estomacal
  • Aumento de cualquier sangrado
  • Síntomas alérgicos

¿El ajo puede interrumpir el embarazo o causar un aborto espontáneo?

Aunque no es un suceso común, el ajo puede tener efecto abortivo si se come de manera excesiva. Un estudio sobre técnicas abortivas de uso tradicional realizado en Tanzania informó que el ajo puede provocar aborto espontáneo cuando se ingiere en dosis superiores a las que comemos normalmente como parte de la dieta 18. Esto no es algo que deba preocuparte ni cohibirte de incluir el ajo en tus comidas.

¿Cuál de los dos es mejor, el ajo crudo o el ajo cocido?

Cuando se trata de aprovechar las propiedades saludables del ajo, siempre se recomienda consumir el ajo crudo, no sin antes cortarlo o machacarlo y dejarlo reposar durante varios minutos para que se libere la alicina.

  • Se puede picar en rodajas y tomarlo con agua en ayunas como si fuera una pastilla. Algunas personas prefieren tomar el ajo crudo con leche.
  • Picarlo finamente y rociarlo encima de sopas, pastas y ensaladas.
  • Agregar varios dientes de ajo machacado al aceite de oliva para untarlo en tostadas.

Recomendados:

¿Para qué se usan los óvulos de ajo en el embarazo?

Debido a sus propiedades antimicrobianas, tanto antibacterianas como antifúngicas, el ajo fresco es un remedio casero muy popular para combatir infecciones vaginales, por ejemplo la candidiasis y la vaginosis bacteriana. Típicamente, se inserta un diente de ajo en la vagina y se deja actuar para promover una flora vaginal más equilibrada.

Si bien estas infecciones son muy comunes en el embarazo, no se recomienda el uso de óvulos vaginales de ajo sin antes consultarlo con tu médico.

Pensamiento final

¿El ajo es seguro en el embarazo? Sí; el ajo es un ingrediente seguro en la gran mayoría de los casos. Su consumo no representa un peligro para la madre o el bebé, siempre y cuando se haga con moderación. Aun así, se recomienda que cada mujer embarazada consulte al médico si tiene dudas sobre este u otro aspecto de su alimentación.

¡Aprende más sobre el ajo y otros bulbos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del bulbo para conocerlo en detalle)

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4103721/
  2. https://lpi.oregonstate.edu/mic/food-beverages/garlic#pregnancy-lactation
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4734812/
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4266250/
  5. https://www.researchgate.net/publication/17360360_A_Blood_Anticoagulant_Substance_from_Garlic_Allium_Sativum_I_Its_Preparation_and_Studies_on_its_Anticoagulant_Effect
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3534321/
  7. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/preeclampsia/symptoms-causes/syc-20355745
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3681545/
  9. https://nutritiondata.self.com/facts/vegetables-and-vegetable-products/2446/2
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5561751/
  11. https://americanpregnancy.org/naturally/where-to-get-calcium-naturally-during-pregnancy/
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5868937/
  13. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1286457999800033
  14. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3652202/
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3249897/
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4366009/
  17. https://americanpregnancy.org/pregnancy-health/herbs-and-pregnancy/
  18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4788822/

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: noviembre 10, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!

¿Tienes alguna pregunta? ¿Te gustaría dejarnos una sugerencia? Escríbeme utilizando el siguiente formulario... ¡Me encantará leerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *