Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Cúrcuma con Pimienta Negra

La cúrcuma es una especia muy apreciada, tanto por su valor culinario como por sus increíbles propiedades medicinales. Es una de las raíces favoritas en la medicina tradicional ayurvédica y china, de ahí que sus usos terapéuticos se remonten a miles de años atrás. La investigación científica ha informado que el compuesto responsable de los beneficios de la cúrcuma es la curcumina, un curcuminoide con gran potencial antioxidante y antiinflamatorio 1; sin embargo, también se ha observado que su biodisponibilidad en el organismo es muy baja, y que por tanto se necesita una estrategia para activarla.

En este artículo te explicamos por qué acompañar la cúrcuma con pimienta es la mejor opción para aprovechar sus propiedades, cuáles son los principales beneficios saludables de esta combinación y cuáles son las formas de consumo más recomendadas.

La debilidad de la cúrcuma: su baja biodisponibilidad

Cuando decimos que la cúrcuma, específicamente la curcumina, tiene una “baja biodisponibilidad”, nos referimos a que el cuerpo solo puede usar una pequeña parte de la cantidad que consumimos. Su nivel de absorción en el organismo es muy bajo, de ahí que no podamos aprovechar sus propiedades curativas al máximo.

Para que un nutriente sea absorbido en el cuerpo, debe pasar a través de una membrana en el intestino para llegar al torrente sanguíneo. Si las moléculas de ese compuesto o nutriente son grandes, como ocurre en el caso de la curcumina, tendrán más dificultades para atravesar dicha barrera. Curiosamente, se ha observado que la piperina, compuesto bioactivo de la pimienta negra, puede relajar la membrana intestinal y facilitar el paso de partículas más grandes a través de ella. 2 3

Los investigadores también han observado que el efecto de la piperina en el hígado puede ser otro factor que mejora la absorción de la curcumina. Como parte del metabolismo normal, el hígado libera una sustancia llamada ácido UDP-glucurónico, que tiene la capacidad de unirse a otras sustancias para hacerlas más solubles en agua y, por tanto, facilitar su excreción fuera del organismo (proceso llamado glucuronidación).

Con la cúrcuma, esta glucuronidación puede ocurrir demasiado rápido, lo que hace que sus compuestos sean eliminados antes de que el cuerpo pueda utilizarlos. Los estudios han encontrado que la piperina reduce los niveles de ácido UDP-glucurónico en sangre, y esto a su vez inhibe la glucuronidación.4 En otras palabras, la piperina puede disminuir el metabolismo hepático de la curcumina lo suficiente como para que nuestro cuerpo la absorba con mayor eficacia.

En resumen:

  • La piperina tiene un efecto relajante en la pared intestinal, permitiendo que las moléculas más grandes, como la curcumina, pasen y sean absorbidas.
  • La piperina puede ralentizar el metabolismo hepático de la curcumina lo suficiente como para que el cuerpo la absorba eficientemente.

Después de varios estudios, se ha llegado a la conclusión de que tomar la cúrcuma con pimienta negra puede mejorar la absorción de la curcumina hasta en un 2,000%, y que solo se necesitan 20 mg de piperina por cada 2 gramos de curcumina para obtener este efecto. 5

Propiedades de la cúrcuma con pimienta negra

La combinación de cúrcuma y pimienta no solo ayuda a activar la biodisponibilidad de la curcumina para aprovechar mejor sus propiedades, sino que también ofrece un conjunto de beneficios propios. Por un lado, la curcumina tiene acción antioxidante, antiinflamatoria, antiséptica, antibacteriana y antifúngica 6; y por otro, la piperina ha demostrado ser efectiva para aliviar las náuseas, los dolores de cabeza, la indigestión y los procesos inflamatorios. 7

Entre los principales beneficios que se le atribuyen al consumo de cúrcuma con pimienta negra se incluyen:

Reducción de la inflamación y el dolor

Varios estudios han indicado que el poder antiinflamatorio de la curcumina es comparable al efecto de algunos medicamentos antiinflamatorios esteroideos, con la ventaja de no causar efectos secundarios negativos a largo plazo. Por su parte, la piperina también ha demostrado tener propiedades anti-inflamatorias y anti-artríticas, así como la capacidad de desensibilizar los receptores de dolor en el cuerpo. La unión de ambas especias ayuda a reducir los síntomas causados por condiciones inflamatorias, especialmente la artritis, una enfermedad caracterizada por la inflamación y el dolor en las articulaciones. 8 9 10

Tratamiento y prevención del cáncer

Los científicos han informado que la curcumina puede ser un tratamiento prometedor, no solo para tratar tumores ya existentes, sino para prevenir el desarrollo del cáncer en el futuro. Varios estudios sugieren que puede disminuir el crecimiento y la propagación del cáncer a nivel molecular, y que también podría contribuir a la muerte de las células cancerosas, disminuyendo el riesgo de formación de nuevos tumores. 11 12 13

Una investigación demostró que ambas, la curcumina y la piperina, (juntas y por separado) son capaces de interrumpir el proceso de auto-renovación de las células madre mamarias, un proceso que da origen al cáncer de mama.

Otros estudios indican que la curcumina y la piperina pueden tener efectos protectores contra otros tipos de cáncer, incluido el cáncer colorrectal, de próstata y de páncreas. 14 15

Mejora de los procesos digestivos

La medicina tradicional India ha utilizado la cúrcuma como remedio para los problemas digestivos durante miles de años, y los estudios modernos respaldan su uso, demostrando que puede ayudar a reducir los espasmos intestinales y las flatulencias 16.

Así mismo, se ha demostrado que tanto la cúrcuma como la piperina mejoran la actividad de las enzimas digestivas en el intestino, lo que ayuda al cuerpo a procesar los alimentos con mayor rapidez 17.

Las propiedades antiinflamatorias de ambas especias también ayudan a evitar las indigestiones y las molestias causadas por condiciones como la gastritis o las úlceras.

Aumento de la quema de grasas

Tomar cúrcuma con pimienta puede ser una buena estrategia para acelerar la quema de grasas y perder peso de forma natural, especialmente en personas con obesidad y síndrome metabólico. Se ha observado que esta combinación tiene un efecto positivo sobre las células pancreáticas y hepáticas, lo cual disminuye la resistencia a la insulina y minimiza el almacenamiento de células de grasa. Esto, unido al poder antioxidante de los principales compuestos activos, también resulta beneficioso para controlar la diabetes y prevenir sus posibles complicaciones. 18 Ver; Cúrcuma para adelgazar

Cómo tomar cúrcuma con pimienta negra

Después de conocer para qué sirve la combinación de cúrcuma con pimienta, lo más importante es saber cómo se debe tomar y cómo puedes incorporarla en tu rutina diaria.  

En la cultura India, la cúrcuma y la pimienta negra se consumen comúnmente en forma de té, a menudo mezcladas con otros ingredientes, por ejemplo miel, jengibre, limón, aceite de oliva o aceite de coco. Esta es una variante ideal para tomar en las mañanas o en la noche justo antes de ir a la cama.

Nota: debido a que la curcumina es un compuesto soluble en grasa, consumirla junto a una fuente de grasas también ayudará a aumentar su absorción 19.

Para conocer todo sobre las infusiones de cúrcuma (recetas, ingredientes adicionales, dosis recomendada…y más), visita Té de Cúrcuma.

Otra de las opciones más efectivas para aprovechar las bondades de la curcumina son los suplementos, en especial las cápsulas de cúrcuma y pimienta (también existe el extracto de cúrcuma con pimienta). Actualmente, estas se pueden encontrar en farmacias, tiendas naturistas y tiendas online, como Amazon. La dosis y las indicaciones pueden variar dependiendo del vendedor, pero por lo general se deben tomar 1-2 cápsulas al día, preferiblemente con una comida que contenga grasa (aceites, aguacate, frutos secos).

Recomendaciones a tener en cuenta al comprar suplementos de cúrcuma con pimienta negra:

  • Seleccionar un producto de calidad Premium, cuya concentración de curcuminoides sea alta (95% o más).
  • Comprar cápsulas cuyo polvo haya sido elaborado con tubérculos de cúrcuma orgánica, No-GMO.
  • No comprar el producto más económico; por lo general los suplementos baratos están hechos con materia prima barata.
  • Consultar las opiniones de otros compradores antes de decidirte por un suplemento u otro.

Algunos vendedores ofrecen cápsulas de cúrcuma con pimienta y jengibre, un trío excelente que sirve para combatir los dolores y la inflamación, fortalecer el sistema inmunológico, elevar los niveles de energía y favorecer la quema de grasas de forma natural. 

Además de las cápsulas y las infusiones de cúrcuma con pimienta negra, una manera simple de tomar ambas especias juntas es mediante la comida. Las dos especias se pueden incluir en la preparación de numerosos platos, idealmente en sopas, arroces, pescados, guisos y salteados.

Contraindicaciones y posibles efectos secundarios

Aunque todavía no se ha identificado la ingesta máxima tolerable, el consumo de cúrcuma y pimienta se considera seguro para la mayoría de las personas. Sin embargo, su combinación puede causar efectos secundarios en algunos casos. Si se consume en grandes dosis, puede provocar náuseas, calambres estomacales, dolor de cabeza y erupciones en la piel. Es por ello que se recomienda seguir siempre las instrucciones indicadas por el vendedor en el envase del suplemento. 20 21

El Comité Mixto FAO / OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA)22 ha establecido que una ingesta dietética aceptable de curcumina es de 1,4 mg por libra (3 mg / kg) de peso corporal, al día.

Teniendo en cuenta que el uso de la cúrcuma puede estar contraindicado en determinadas personas, te recomendamos seguir leyendo sobre este tema en Contraindicaciones de la Cúrcuma.

En adición, las personas que están bajo tratamiento médico debido a una condición crónica de salud, no deben tomar la cúrcuma con pimienta negra a modo de suplemento sin antes consultarlo con su médico.

¡Aprende más sobre la cúrcuma!

(Haz clic en la imagen o el nombre del artículo para leerlo)

Referencias:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5664031/
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3080587
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3634921/
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15284381
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3918523/
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5664031/
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23625885
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2688199/
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5664031/
  10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2533857/
  11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22471448)
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12680238
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2758121/
  14. http://cancerres.aacrjournals.org/content/59/3/597.short
  15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27529277
  16. http://repository.ias.ac.in/5196/1/306.pdf
  17. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17987447
  18. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3144156/
  19. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3918227/
  20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17987447
  21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16545122
  22. http://www.fao.org/food/food-safety-quality/scientific-advice/jecfa/es/

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: diciembre 7, 2018.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!