Saltar al contenido
TUBÉRCULOS

Contraindicaciones del yacón

El yacón, también conocido como “manzana de la tierra”, es una planta nativa de América del Sur que se cultiva por sus raíces tuberosas. Estas se caracterizan por una textura crujiente y un sabor dulce muy particular, de ahí el gran parecido con la manzana. Además de su uso como alimento y edulcorante natural, el yacón tiene una buena reputación como suplemento dietético, con propiedades que ayudan a combatir la diabetes, los altos niveles de colesterol y el sobrepeso. Sin embargo, como cualquier otro remedio, el consumo del yacón puede estar contraindicado en algunas personas y provocar efectos adversos 1.

El yacón andino: posibles contraindicaciones y riesgos

La gran mayoría de las personas puede consumir las raíces del yacón (crudas o cocidas) de forma segura. Las diferentes investigaciones que se han dedicado a estudiar los efectos de la suplementación con extracto de yacón también han informado sobre su seguridad y potencial saludable. Pero aun así, es muy importante tener en cuenta la advertencia general que existe sobre el consumo de este tubérculo: la ingesta excesiva de yacón es contraproducente, pudiendo resultar en síntomas molestos e incluso, poner en peligro la vida.

Según la información ofrecida por varias fuentes, las personas que ingieren demasiado yacón pueden experimentar efectos secundarios, incluyendo los siguientes 2:

Dolor estomacal / abdominal

Suele deberse a la presencia de cólicos y a un tránsito intestinal acelerado.

Hinchazón y flatulencias

La causa de este efecto es el alto contenido de fibra que posee el yacón. El riesgo es mayor cuando se consume como alimento, y menor cuando se usa como suplemento.

Heces sueltas o diarreas

Las grandes porciones pueden ejercer acción laxante sobre el intestino.

Toxicidad renal

Condición observada en casos de suplementación con extracto o té de hojas de yacón (dicho extracto puede contener un tipo de compuesto tóxico conocido como terpenoides). Cabe señalar que el consumo moderado de raíz de yacón no ha sido vinculado con este efecto secundario 3 4 5.

contraindicaciones y efectos secundarios del yacón

Trastornos digestivos en personas con Síndrome de Intestino Irritable

Comer alimentos con alto contenido de fructooligosacáridos, como el yacón andino, puede exacerbar los síntomas de la condición y causar malestar digestivo general.

Reacción alérgica / shock anafiláctico

Existe registro de al menos un caso de shock anafiláctico tras la ingestión de raíz de yacón (individuo con una fuerte alergia a la planta).

Estrés hepático

Dado que la fructosa es procesada por el hígado, los investigadores advierten que la sobredosis del extracto de yacón, así como su consumo excesivo, pueden ser un factor de riesgo importante para la enfermedad del hígado graso no alcohólico 6.

Nota: Reiteramos que estos efectos secundarios solo se han registrado en casos de consumo excesivo y sobredosis.

Ver más adelante:

En general, el uso del yacón como suplemento suele estar contraindicado en personas con enfermedad renal, personas con síndrome de intestino irritable, niños y mujeres durante el embarazo y la lactancia. Las personas que tienen una alergia conocida al yacón deben evitarlo en todo momento.

Las raíces de yacón experimentan un proceso conocido como hidrólisis parcial de oligofructanos, durante el cual estos compuestos se convierten en fructosa poco después de la cosecha. Se ha informado que dicho proceso puede afectar seriamente los beneficios saludables del tubérculo, ya que los altos niveles de fructosa han sido vinculados con la inducción de la resistencia a la insulina. Los expertos recomiendan el almacenamiento en frío de las raíces para una mejor conservación de sus propiedades beneficiosas 7.

¿Es seguro tomar jarabe de yacón? ¿Cuál sería la dosis diaria recomendada?

El extracto, sirope o jarabe de yacón se obtiene mediante la extracción, filtración y evaporación del jugo que liberan estas raíces. El producto final es un jarabe de sabor dulce, color oscuro y consistencia similar a la melaza, al cual se le atribuyen excelentes propiedades.

Ahora bien, consumir jarabe de yacón puede ser beneficioso siempre y cuando se haga de la manera adecuada. Tal y como hemos visto a lo largo de este artículo, ingerir una sobredosis puede provocar efectos adversos.

En uno de los estudios más relevantes realizados hasta la fecha se utilizó la dosis aproximada de 10 gramos de fructanos al día, lo que equivale aproximadamente a 4-5 cucharaditas diarias (20-25 gramos) de jarabe de yacón. Una dosis diaria efectiva podría ser 1-2 cucharaditas (5-10 gramos) antes del desayuno, el almuerzo y la cena. Siempre es recomendable empezar con la dosis mínima de 1 gramo.

Contraindicaciones del jarabe de yacón

Un estudio similar utilizó dos dosis de extracto de yacón: la primera de 0.29 gramos y la segunda de 0.14 gramos de fructooligosacáridos por cada kg de peso corporal al día. Los investigadores informaron que la dosis superior había causado efectos gastrointestinales en algunas personas, pero que no se habían observado efectos negativos con la dosis inferior.

El jarabe de yacón se puede consumir como edulcorante, pero ten en cuenta que no debes cocinarlo ni hornearlo; las altas temperaturas (más de 248 ° F o 120 ° C) pueden descomponer la estructura de sus fructooligosacáridos.

Es un edulcorante bajo en carbohidratos (hasta un 60% menos de calorías en comparación con otros edulcorantes), pero la stevia y la fruta del monje siguen siendo alternativas muchos más saludables (cero calorías).

En general, este jarabe puede causar los mismos síntomas adversos que ocurren debido al consumo excesivo de la raíz. Son los típicos efectos secundarios que experimentamos cuando comemos más fibra de la que estamos acostumbrados. Aquí se incluyen exceso de gases, diarreas, náuseas y otras molestias digestivas.

Recuerda que al ser rico en fructanos, la suplementación con jarabe de yacón no es adecuada para personas intolerantes a los alimentos FODMAP, incluidas aquellas con síndrome de intestino irritable 8.

4 Precauciones generales sobre el yacón

  1. No incluir el yacón de manera continua en la alimentación.
  2. No usar suplementos de yacón durante un período de tiempo prolongado; es mejor tomarlo por un tiempo y luego suspenderlo.
  3. No exceder la dosis recomendada y adherirse a las indicaciones del producto en cuestión (cápsulas, jarabe, polvo).
  4. Consultar siempre al médico antes de tomar yacón, especialmente si tienes una condición crónica de salud o si estás bajo tratamiento médico.

¡Aprende más sobre el yacón y otros tubérculos!

(Haz clic en la imagen o el nombre del tubérculo para conocerlo en detalle)

Referencias:

  1. https://www.mdpi.com/2072-6643/8/7/436/htm
  2. https://examine.com/supplements/yacon/
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20951787
  4. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0278691505001523
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28762217
  6. https://academic.oup.com/ajcn/article/88/5/1189/4649075
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4963912/
  8. https://www.healthline.com/nutrition/does-yacon-syrup-work#section5

Publicado por: Luis F. Leyva. Última revisión: septiembre 4, 2019.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!